Policía califica como ‘crimen racial’ a masacre en Carolina del Sur

junio 19 ,2015 0
Compartir esta noticia
masacre usa
Nueve afroamericanos murieron después de que un hombre blanco disparó en una iglesia metodista

 

El hombre que disparó durante un servicio religioso en una histórica iglesia metodista de Charleston, Carolina del Sur, a la que asistían comunidades afroamericanas, continuaba prófugo este jueves, dijo el jefe de la policía de la ciudad, que calificó el hecho como un ‘crimen racial’.

Policías con perros buscaban al sospechoso en las calles, al que la policía describió como un hombre de 21 años de cabello rubio, tras un tiroteo dentro de la Iglesia Episcopal Metodista Africana Emanuel en el centro de Charleston el miércoles por la noche, dijo el jefe de la policía Gregory Mullen.

El pistolero es considerado extremadamente peligroso, agregó.”Que llegue una mala persona y les dispare es inexplicable, obviamente el acto más intolerable e increíble posible”, dijo a los periodistas el alcalde de Charleston, Joe Riley.

“La única razón para que alguien entre a una iglesia y le dispare a la gente rezando es por odio”, añadió.

La iglesia en Charleston es una de las más grandes y antiguas congregaciones integradas por fieles negros en el sur de Estados Unidos, según su sitio en Internet.

El ataque tuvo lugar tras ser abaleado en abril un hombre negro desarmado por parte de un policía caucásico en la vecina North Charleston.

El policía fue acusado de asesinato en ese caso, uno de varios en que han muerto hombres negros en encuentros con policías blancos, que han aumentado las tensiones raciales en Estados Unidos.

El FBI, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos y otras agencias se han unido a la investigación, según Mullen.

Ocho víctimas fueron encontradas muertas en la iglesia, dijo Mullen en una conferencia de prensa, y una novena persona murió tras ser llevada a un hospital.

Otra persona resultó herida y estaba recibiendo tratamiento, agregó Mullen, indicando que había otros sobrevivientes.

Compartir esta noticia