Junior venció 2-1 a Santa Fe en Barranquilla

julio 17 ,2016 0
Compartir esta noticia

roberto ovelar junior

Roberto Ovelar remató de zurda, con rabia, hacia la portería de Leandro Castellanos. El paraguayo no solo marcaba el tanto que ponía a ganar 2-1 a Junior sobre Santa Fe, sino que terminaba con su ayuno goleador, el cual arrastraba desde el pasado 27 de abril, cuando el equipo rojiblanco cayó 3-1 ante Millonarios, en Bogotá.

La victoria sobre los cardenales fue un bálsamo en medio de tanto inconformismo que hay en la hinchada por la no traída de refuerzos. En las tribunas el público volvió a manifestar su malestar contra los dirigentes.

El partido no comenzó bien para Junior. Un equipo al que le cuesta tanto marcar un gol, se dio el lujo de desperdiciar una pena máxima a través de Luis Narváez, en el minuto 7 del primer tiempo.

La acción fue sancionada por una falta dentro del área de Leyvin Balanta sobre Léiner Escalante. Para sorpresa de todos no se pararon frente a la pelota ni Jarlan Barrera ni Vladimir Hernández, sino Luis Narváez. El cobro del volante barranquillero fue al poste derecho de Leandro Castellanos, quien atajó y evitó el primer tanto rojiblanco.

Esa fue la única jugada de peligro que generó Junior en el primer tiempo, porque a partir de ahí no volvió a llegar con claridad al pórtico santafereño. Jarlan Barrera no pesó en el partido, al igual que dos hombres en punta: Ovelar y Escalante. Vladimir estuvo bien controlado por la defensa cardenal.

Por el lado contrario, cada vez que Kevin Salazar agarraba la pelota creaba zozobra en la defensa de Junior. Santa Fe poco a poco fue saliendo de su encierro y en el minuto 32 le llegó la posibilidad de irse arriba cuando el árbitro Wilson Lamouroux decretó una pena máxima por mano dentro del área de Narváez, quien además recibió cartón amarillo. El cobro lo hizo el argentino Jonathan Gómez, quien la mandó el fondo de la portería de Sebastián Viera.

Junior terminó el primer tiempo confundido, sin ideas y cuando sus jugadores se dirigían al vestuario fueron increpados por el público de occidental.

Para el segundo tiempo, el técnico Alexis Mendoza envió a la cancha a Sebastián Hernández y excluyó a Léiner Escalante, de discreta actuación. El trámite del juego fue el mismo, Santa Fe esperando en su territorio y Junior falto de variantes para penetrar el bloque defensivo capitalino.

Sin embargo, en una buena acción colectiva en la que participaron Sebastián Hernández y James Sánchez, apareció Jarlan Barrera con un potente zurdazo para empatar el partido.

Pero el gol, lejos de animar a Junior, lo volvió a sumir en su estado de confusión. El juego se tornó monótono porque el local carecía de creatividad y la visita solo aguantaba, inclusive, apelando al juego fuerte.

Todo pintaba para un nuevo empate de local, hasta que vino un tiro de esquina que peinó Deivy Balanta y en el segundo palo apareció Roberto Ovelar para poner a ganar a Junior.

El propio Ovelar tuvo el tercero, luego fe una gran habilitación de Jesús Rodríguez. Pero el primer remate del ‘Búfalo’ lo rechazó Castellanos y el segundo se fue desviado.

Hasta la última jugada del partido, la victoria de Junior estuvo en riesgo. Por fortuna, el tiro libre que ejecutó el argentino Horacio Salaverry terminó sin consecuencias en el pórtico de Viera.

Victoria importante para Junior, que no alcanza a disimular la molestia de sus seguidores porque el equipo no fue bien reforzado, lo que quedó en evidencia al ganarle apenas con lo justo al equipo B de Santa Fe.

Compartir esta noticia