Diseñan casas de cartón para zonas de desastres en Colombia

agosto 17 ,2016 0
Compartir esta noticia

casas de carton

La propuesta de cuatro alumnos de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la U.N. Sede Manizales, además, es liviana, fácil de transportar y tarda aproximadamente tres horas en armarse.

Este proyecto modular, que ocupa un área de ocho metros cuadrados para cuatro personas, funciona como un mecano, es decir, sus piezas se unen o ensamblan de manera que cualquier persona, sin conocimientos previos en temas de construcción, adapta su módulo habitacional.

En Colombia, mencionan los creativos, estas viviendas sirven para sustituir aquellas que se han perdido o deteriorado durante catástrofes naturales. Además, están elaboradas en metal, madera o concreto, aspectos desfavorables para atender de manera rápida y oportuna una situación de emergencia, debido a la dificultad para la consecución y transporte de materiales, tiempos prolongados en la construcción y costos elevados de los productos.

El proceso de identificación del material idóneo fue adelantado en el Laboratorio de Suelos de la U.N. Sede Manizales, donde probaron láminas de fibrocemento (cemento y fibras de refuerzo), policloruro de vinilo (PVC) y acrílicas, madera de arenillo y aglomerada, cartón corrugado, tejas plásticas y lonas de zinc e impermeable.

Los materiales que cumplieron con todas las especificaciones fueron madera de arenillo para el piso, cartón corrugado impermeabilizado, empleado en divisiones y cerramientos, y la lona impermeable en la cubierta, ya que es un elemento flexible al doblar y guardar, lo cual facilita su transporte con más facilidad en comparación con las tejas plásticas o de zinc.

Los futuros arquitectos explican que el cartón corrugado resultó idóneo porque es liviano, económico, reciclable, termoacústico y de fácil montaje. Está compuesto por tres capas, una central conformada por un cartón en forma de ondas, que le da resistencia a la lámina, y dos exteriores compuestas por cartón liso.

“La comprobación de la resistencia del cartón fue determinada con pruebas de laboratorio realizadas en la máquina multiusos de la U.N. Sede Manizales. Así, establecimos que este tipo de material sí funciona como cerramiento”, indica Angélica María Gómez Arteaga, estudiante de décimo semestre de Arquitectura.
Entre 2006 y 2014, cuatro de cada diez colombianos fueron víctimas de desastres naturales. Es decir, de los 48.203.405 colombianos, una cuarta parte (12.298.849) resultó damnificada por inundaciones, terremotos, incendios o avalanchas.

Además de la pérdida de vidas humanas, el colapso de la infraestructura, como la vivienda, es uno de los aspectos que más afecta a quienes sufren los embates de la naturaleza.

“Pese a los varios episodios que ha afrontado el país, no se han tomado las medidas suficientes para garantizar refugios óptimos a la población afectada”, afirma el profesor Gustavo Adolfo Agrego Cardona, de la U.N. Sede Manizales.

Módulo adaptable

Con una durabilidad de aproximadamente dos años, el prototipo está conformado por dos módulos plegables: uno de servicios (cocina y baño) y otro multifuncional.

Según las cotizaciones realizadas, el costo proyectado sería de tres millones de pesos. En otros países, que utilizan materiales diferentes, el precio de viviendas similares oscila entre los 2.000 (seis millones de pesos) y 5.000 (15 millones de pesos) dólares.

Asimismo, los estudiantes destacan que a través de un sistema de cimentación (bases) la vivienda podría adaptarse a las diferentes zonas topográficas del país. Para ello, proponen la variación de algunas piezas, ya sea en terreno inclinado, plano e inundado.

Con el propósito de que el módulo responda de forma adecuada ante estas situaciones, se optó por el uso de un sistema de cimentación que permite graduar la altura de la vivienda según los requerimientos del terreno, y propicia su correcto montaje el lugar de la emergencia.

Los diseñadores, quienes elaboraron un manual que especifica las correspondientes instrucciones de uso y armado, esperan que tanto el Gobierno como las entidades encargadas de gestionar el riesgo de desastres en el país, se interesen por una propuesta hecha en Colombia, que apuesta por convertirse en una alternativa viable y sostenible.

Según el profesor Agrego Cardona, asesor de este trabajo, el prototipo diseñado podría ser un refugio idóneo después de cualquier tipo de catástrofe. Así, las personas afectadas no solo recuperaran un hogar temporal, también, mientras su situación cambia, la espera es más digna.

Compartir esta noticia