“Con falsos testigos intentan ‘hundir’ a Enilce López y a su hijo Jorge Luis Alfonso-López”

Nov 10 2016 07:01 am 0
Compartir esta noticia

 

Salvatore Mancuso, excomandante paramilitar preso en EE.UU, volvió a decir que no solo él y su familia son víctimas de una persecución judicial con falsos testigos para expulsarlo de Justicia y Paz, sino también, de acuerdo a su denuncia, una empresaria del chance y su hijo. 

El exparamilitar aseguró que los fiscales que llevan casos en contra de sus familiares y de la empresaria costeña Enilce López han usado como testigos a desmovilizados a los que se les ha probado que extorsionan con falsos testimonios desde sus lugares de reclusión. “Están modificando pruebas y alterando contabilidades, han tratado de decir que las empresas de chance de Enilce López me sirvieron para blanquear plata del narcotráfico de grupos paramilitares entre 2002 y 2012 y eso es totalmente falso”. Mancuso aseguró que ni él ni su familia tuvieron relación con la empresaria del chance.

El excomandante de las AUC pidió a la Fiscalía excluir de Justicia y Paz a José Luis Hernández, alias ‘Poncho, y su hermano Dobis Núñez Salazar, alias El Taxista, por mentir en sus declaraciones.

Los testigos falsos fueron escoltas del hijo de Enilce López, Jorge Luis Alfonso López -exalcalde de Magangué- y son considerados por la Fiscalía como los principales delatores del caso.

En la denuncia por los delitos de falso testimonio, fraude procesal, calumnia y concierto para delinquir, se lee que los hermanos Rojas, durante las declaraciones que rindieron en 2014 ante el policía judicial Dickson Chapurri Moncada, mintieron no menos de 150 veces y se contradijeron en otras 100.

Según los argumentos del abogado de Mancuso, Jaime Paeres, los hermanos Rojas hablaron sobre un hombre, identificado como Daniel Guerrero, que supuestamente había sido desaparecido por el clan de Enilse López. Los testigos dijeron que era un escolta que había sido desaparecido por problemas de plata.

Sin embargo, Alexandra Deans, expareja sentimental de Daniel Guerrero y quien estuvo presente en la audiencia en la que Mancuso hizo las denuncias, desaprobó las declaraciones de los Rojas, quienes habían dicho que ella los había contactado para contarles lo que le pasó a su pareja.

El pasado 1° de octubre Alexandra Deans le dijo a la Fiscalía que Guerrero seguía vivo y vivía en Venezuela y que nunca se había reunido con los Rojas, y menos cuando estaba embarazada, pues en 2010, época en que ellos señalan que ocurrieron los hechos, su hija ya había nacido y tenía 2 años.  Asimismo, entregó una serie de fotografías que publicó Daniel Guerrero en redes sociales y, al parecer, en Venezuela.

Otra de las principales críticas que se le hace al testimonio de los hermanos Rojas, quienes supuestamente conocían el funcionamiento de las empresas de chance -como Uniapuestas y Aposucre-  es sobre supuestas reuniones entre Mancuso y Héctor Julio Alfonso López, hijo de Enilce. Según la denuncia, los encuentros nunca se pudieron realizar en las fechas que establecieron los testigos, pues en esa época, en 2007, Mancuso estaba preso en Itagüí y en 2008 ya había sido extraditado a Estados Unidos.

Para la defensa tampoco es cierto cuando Leonardo Rojas afirmó que contaba y transportaba dinero de Salvatore Mancuso para la empresa Unicat entre 2005 y 2008, pues según constancias de la empresa, este hombre solo trabajó en ese lugar el 16 de diciembre 2005 hasta el 15 de octubre del 2006.

Asimismo, el abogado sostiene que en sus propias declaraciones se evidencian sus mentiras, “puesto que aseguró que el 27 de junio de 2007 dejó de trabajar con la familia de Alfonso López, razón por la cual no podía tener conocimiento de los movimientos de dinero que presuntamente se dieron en los años en los cuales no estuvo en Unicat”.

 

 

 

 

Compartir esta noticia