Anuncian cierre del aeropuerto de San Andrés por el huracán Otto

noviembre 23 ,2016 0
Compartir esta noticia

El Ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas Giraldo, informó que todas las autoridades se encuentran al frente del monitoreo permanente del huracán ‘Otto’ que se formó a 285 kilómetros al suroriente del archipiélago de San Andrés y Providencia y que afecta al Caribe colombiano casi en general.

“Cada hora estamos entregando un reporte de la situación en la que estamos concentrados. En el caso del transporte aéreo, las operaciones han funcionado a un 99% en las últimas horas. No se prevén novedades, desde luego con la prudencia necesaria por si las condiciones cambian”, sostuvo.

Jorge Eduardo Rojas lidera el puesto de mando unificado instalado en el aeropuerto El Dorado, instancia que toma las principales decisiones relacionadas con la navegabilidad aérea.

El jefe de la cartera anunció que hoy se tomará la decisión si se cancelan las operaciones de vuelos comerciales para este miércoles 23 de noviembre con destino a la isla de San Andrés, todo depende de la evaluación que hagan los expertos.

“Lo que sí está claro es que este miércoles a partir de las 7:00 pm no se permitirán vuelos hacia el archipiélago, debido al aumento ostensible de los vientos que podrían oscilar los 85 km/h, según el Ideam. Esa intensidad aumentará en forma extraordinaria. La mayoría de veces los torbellinos vienen acompañados de lluvias torrenciales y mareas. Por encima de todo está salvaguardar la vida de los viajeros”, explicó.

La Aeronáutica Civil, entidad adscrita a Mintransporte, expidió una serie de medidas de seguridad complementarias, que tendrán que ser atendidas por todos los operadores aéreos del país, a propósito del fenómeno natural:

  • Prever desviaciones en ruta bajo la asesoría del Despacho de cada empresa y/o de la Dirección de Servicios a la Navegación Aérea de la UAEAC.

  • Generar reportes de tripulaciones (PIREP) sobre las condiciones meteorológicas actuales, tanto en ruta como en el destino.

  • Prever una cantidad de combustible adicional por parte de las compañías mientras existan condiciones de ráfagas de viento considerables u otras variables de consideración.

  • Iniciar el descenso en ruta una vez se confirmen las condiciones favorables del aeropuerto de destino.

  • Evitar realizar más de un sobrepaso.

  • Programar tripulaciones experimentadas.

  • Que el aterrizaje sea realizado por el piloto ubicado en la silla izquierda de la aeronave.

  • No programar vuelos de supervisión durante el periodo del fenómeno natural.

  • Efectuar repaso de operación con vientos fuertes, cruzados y con cizalladura.

  • Restringir la operación nocturna en la medida que las condiciones meteorológicas sean marginales.

  • Evitar la pernocta de aeronaves en San Andrés

  • Extremar las medidas de seguridad con el equipo terrestre de apoyo aeronáutico.

Compartir esta noticia