Inicia estudio sobre zika en embarazadas y niños de Atlántico

febrero 12 ,2017 0
Compartir esta noticia

Cinco mil maternas serán inscritas en los municipios piloto del país. Parejas y bebés recién nacidos hacen parte de la investigación científica.

Marcela Dávila es una joven soledeña, de 22 años de edad, embarazada de su primer hijo y primera gestante atlanticense que participa en el estudio sobre zika en embarazadas y niños que realizan en Colombia el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), de Atlanta (EE. UU.), el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud.

Marcela y otras 12 gestantes conforman el primer grupo de este estudio, proyectado para inscribir y hacer seguimiento a 5 mil mujeres embarazadas, sus parejas y sus bebés en Barranquilla, Soledad, Cúcuta, Bucaramanga y Tuluá.

“Me siento feliz de poder hacer parte de esta investigación que le servirá a los científicos para aprender más de este enfermedad que al parecer provoca graves malformaciones en el feto”, dijo la joven voluntaria.

El equipo médico científico que realiza este estudio es presidido por la especialista en epidemiología, Diana Valencia, quien tiene una amplia experiencia en vigilancia epidemiológica y prevención global de defectos de nacimiento por su trabajo en el Centro Nacional en Defectos de Nacimiento y Discapacidades del Desarrollo (NCBDDD por sus siglas en inglés) del CDC Atlanta.

“El zika produce daños al feto desde la placenta y eso es algo que estamos tratando de determinar ya que este virus nos sorprende cada día y cada día aprendemos de él. Las guías que salieron en el 2015 se han tenido que cambiar por el mismo comportamiento del virus. Mientras que se adelantan los estudios debemos seguir en las campañas educativas de promoción y prevención”, manifestó Valencia.

Agregó que las acciones de control del mosquito deben continuar, la eliminación de criaderos es fundamental y las mujeres embarazadas deben protegerse, evitar su picadura.

“Sabemos que es difícil pero es lo que podemos recomendar. También hay embarazadas que están infectadas y no lo saben porque no presentan síntomas, por eso, estamos realizando el estudio porque cada día encontramos más facetas y queremos identificar todos los factores de riesgo de la enfermedad” puntualizó.

Por su parte la subsecretaria de Salud Pública del Atlántico, Arilis Ruíz Medina, informó que la Secretaría de Salud del Atlántico brinda acompañamiento a este proceso que contribuirá a identificar los efectos adversos para la salud de gestantes, fetos y bebés infectados durante el embarazo, también a monitorear a las no infectadas y ofrecer mejores recomendaciones y servicios a los pacientes.

“Los requisitos para hacer parte de esta investigación es tener menos de 15 semanas de embarazo, ser mayor de 18 años, no hacer parte de ningún otro estudio sobre zika y estar dispuestas a someterse a pruebas de laboratorio periódicas a través de sangre y orina. Una vez nazcan los bebés se les realizarán controles especiales y seguimiento hasta los seis meses”, indicó Ruíz Medina.

La gerente del hospital Materno Infantil de Soledad Claudia Arenas, expresó  que esa IPS Pública es la encargada de inscribir a las embarazadas de esa localidad interesadas en hacer parte del estudio.

“para nosotros esto es algo histórico y asumimos este reto con mucho profesionalismo y responsabilidad. Hemos iniciado las convocatorias y, a la fecha, ya se han incorporado trece gestantes con sus parejas, a quienes ya le iniciamos pruebas clínicas y encuestas con personal científico del CDC y del Instituto Nacional de Salud”, señaló Arenas.

Dijo también que la invitación sigue abierta para que las embarazadas que están en su primer trimestre se acerquen y hagan parte de esta experiencia que  permitirá ampliar el conocimiento científico sobre los factores de riesgo y determinar el manejo clínico más adecuado para esta patología.

LO QUE SE SABE DEL VIRUS 

  • El virus del zika puede pasar de una mujer embarazada a su feto.

  • La infección durante el embarazo puede ocasionar ciertos defectos de nacimiento

  • El zika se propaga, principalmente, a través del  mosquito aedes aegypti infectado  con el virus. También se puede contraer zika por vía sexual.

  • Por el momento no hay una vacuna para prevenirlo ni medicamento para tratarlo.

LO QUE NO SE SABE DEL VIRUS

  • Si existe un período seguro durante el embarazo para que pueda viajar a un área con zika.

  • Qué probabilidades existen de que la infección por el virus del zika afecte el embarazo.

  • Si el bebé tendrá defectos congénitos al adquirir la infección durante el embarazo de la madre.

Con este estudio se pretende dar respuesta a estos interrogantes y definir las herramientas médico – científicas que permitan prevenir las actuales consecuencias en fetos y bebés.

Compartir esta noticia