Hospital de la Universidad del Norte cumple 20 años

marzo 9 ,2017 0
Compartir esta noticia

Con motivo de los 20 años de existencia del Hospital Universidad del Norte, durante 2017 la institución realizará el ciclo de conferencias La Tertulia del Hospital, un espacio de reflexión, análisis y discusión académica, en el que diferentes expertos estarán conversando sobre variados temas de interés en el campo de la educación y la salud contemporánea.

El primero de estos eventos se realizó el viernes, 24 de febrero, en las instalaciones del Hospital, titulada El sentido de la educación superior. El primer invitado a participar fue Alberto Roa Varelo, quien además de ser vicerrector académico de Uninorte, es profesor e investigador universitario en distintas áreas relacionadas con la filosofía y la educación, así como miembro del Consejo Asesor de Ciencia, Tecnología e Innovación.

En el encuentro, Roa ofreció a los asistentes una reflexión desde la filosofía sobre la finalidad de la educación superior, así como las razones de su concepción por parte de la sociedad. Para ello inició la charla con un poco de historia sobre los orígenes de la enseñanza en Grecia, específicamente en el siglo V antes de Cristo, época en la que surgió la figura de los sofistas en Atenas.

Estos eran pensadores que se dedicaban a enseñar a los griegos sobre lógica, argumentación y retórica para luego cobrar por sus servicios; por lo que explicó que esta figura puede ser entendida como la de los primeros profesionales de la educación. “Los sofistas eran maestros que invitaban a argumentar y a entregar el pensamiento lógico para proyectar ideas, eso es un germen de lo que es hoy la educación superior”, apuntó.

Posteriormente el vicerrector habló de la educación superior desde la filosofía de los pensadores Jürguen Habermas y Richard Rorty. Este último plantea que la formación que se imparte desde las universidades es un asunto de individualización, en el que se busca despertar la imaginación de los individuos para que se recreen en ellos mismos; convirtiendo a la educación en un proceso de autoformación logrado por medio del lenguaje.

“Para Rorty la educación es encontrar nuevas, más interesantes y fructíferas maneras de hablar. Cuando educamos hacemos que el lenguaje se amplíe, creando nuevas palabra y formas de describir el mundo. Hablando, escribiendo y argumentando es cómo enriquecemos la cultura, movemos el mundo, las fronteras y las ciencias”, dijo Roa para dar a entender la visión de este filósofo norteamericano.

Luego expuso las ideas del alemán Jürguen Habermas, quien concibe la educación como un diálogo, una acción comunicativa que se da entre dos sujetos que tienen conocimientos y un acerbo cultural para intercambiar y socializar.

También se refirió a la discusión que existe actualmente en la educación superior, referente a si realmente las universidades están inculcando competencias genéricas complejas a sus estudiantes, las cuales son necesarias posteriormente para que se desempeñen en la sociedad como profesionales. Entre estas destacó algunas como el pensamiento crítico, la creatividad, la búsqueda de soluciones a través del diseño, el trabajo colaborativo y la comunicación asertiva.

Para finalizar la tertulia, Roa reflexionó sobre los múltiples cambios que la educación universitaria ha tenido hasta la actualidad, y por qué en medio de estas transformaciones resulta necesario entender cómo el conocimiento que se genera en las instituciones, puede responder e iluminar las necesidades de la sociedad; también resaltó la importancia que cobran las humanidades en este proceso, y de qué forma estas vienen siendo una guía para la academia.

“Estamos conectados en el mundo y necesitamos interactuar con el para llegar a acuerdos y romper las barreras de la discriminación, para acabar conceptualmente la idea de los muros y hacer puentes, y para esto nos ayudan las humanidades y las artes”, afirmó.

Compartir esta noticia