Nuestro riñón debe tener un cuidado especial

marzo 10 ,2017 0
Compartir esta noticia

Por estos días, el riñón, órgano fundamental del cuerpo humano, celebra su día mundial. Y no es para menos, su papel dentro del organismo es único, pues desempeña una función básica para el sostenimiento de la vida.

Hace parte de los órganos considerados vítales, puesto que están encargados de la depuración de la sangre, además de regular los fluidos internos y el contenido de sales. Para dimensionar su importancia se debe decir que, gracias a ellos se procesa y purifica toda la sangre que tiene el cuerpo (en promedio 5 litros) cada 50 minutos, siendo el único mecanismo capaz de dicha función.

Si fallan, se debe realizar este proceso a través de una máquina, por medio de una hemodiálisis; tratamiento con el cual se eliminan artificialmente las sustancias nocivas o tóxicas de la sangre durante 4 horas, tres veces por semana. Sin embargo, este mecanismo no es tan perfecto como el del cuerpo humano, pues al limpiar la sangre, también elimina nutrientes necesarios que brindan los alimentos.

La otra alternativa se da por una diálisis peritoneal que se realiza en casa. Para está, se debe disponer de un cuarto sellado con altas condiciones de asepsia. Se realiza en la zona abdominal, cuatro veces al día, cada una de ellas por una hora.

Y si bien el trasplante aparece como una solución definitiva, en Colombia cerca de 2.000 personas están en lista de espera de donantes de riñón, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Salud, que lo hacen el órgano con mayor demanda.

Como cuidarlo

La enfermedad renal no tiene distinción de raza, sexo o edad, por lo que afecta a millones de personas en el mundo. Si bien suele ser silenciosa y no presentar síntomas hasta etapas avanzadas, un estilo de vida saludable desde el nacimiento, puede hacer la diferencia.

Por esta razón el área de Promoción y Prevención de NUEVA EPS, trae una serie de consejos para preservar la salud de sus riñones:

·         Lleve una dieta balanceada que incluya alimentos de todos los grupos, en las cantidades adecuadas y de acuerdo a la actividad física que se realice.

·         Mantenga una buena hidratación, para proteger los riñones y eliminar lo más pronto cualquier residuo del organismo. Lo ideal es consumir máximo dos litros y medio al día.

·         Reduzca la cantidad de sal en la alimentación. Esto se puede hacer al disminuir el consumo de enlatados, retirar el salero de la mesa y cocinar con especias, para que el paladar se acostumbre a bajas cantidades de sal.

·         Disminuya el consumo de grasas en la alimentación. Evite el consumo de carnes rojas, y en caso de que se ingieran, tratar de elegir los cortes magros; quitarle la piel al pollo y reducir la ingesta de embutidos.

·         Limite el consumo de proteínas, especialmente las de origen animal. Por ejemplo, se puede reducir el consumo de carne y sustituirla por vegetales y legumbres, las cuales son proteínas de buena calidad y que no tienen grasa.

·         Además, se debe aumentar el consumo de fibra (frutas, verduras, cereales de grano entero y leguminosas) para disminuir las concentraciones de calcio en la orina y las posibilidades de que se formen cálculos.

·         Algunos de los alimentos que se deben moderar para cuidar los riñones son el chocolate, la espinaca, el té, los refrescos de cola y el café; ya que por su contenido de fosfatos pueden contribuir a la formación de cálculos renales.

·         Realizar actividad física, por lo menos tres veces a la semana durante 30 minutos al día, para que se convierta en un hábito.

Compartir esta noticia