En Colombia hay 517 pandillas, 109 pertenecen a Barranquilla: Senado de la República

abril 21 ,2017 1
Compartir esta noticia

Durante el debate de control político sobre pandillismo, la plenaria del Senado estableció que dicho fenómeno de violencia urbana, fortalece el microtráfico de drogas en el país. Según las cifras, los jóvenes son las principales víctimas de esa mezcla de pobreza, armas y drogas. Las pequeñas poblaciones también sufren este flagelo.

El pandillismo es un fenómeno estrictamente urbano que azota las principales ciudades del país. Según estimaciones de diferentes entidades, en Colombia hay 517 pandillas, únicamente en las principales ciudades capitales de Colombia, cuyos principales integrantes son menores de edad, procedentes de hogares pobres y disfuncionales.

Según cifras mencionadas por el senador Antonio José Correa, Barranquilla tiene 109 pandillas, seguida de Bogotá (107), Cali (105), Medellín (90), Cartagena (56), y Bucaramanga (50). Todos estos grupos delincuenciales tienen en común que pasaron de usar las armas blancas a tener en su poder armas de fuego con las que incurren en delitos de sicariato, microtráfico de estupefacientes, control territorial, robos de autos y asaltos.

Cifras de la Medicina Legal muestran que entre 2004 y 2016  se han registrado 873 muertes asociadas al pandillismo, 82.8% de las cuales han sido por uso de arma de fuego y 13.6% por arma corto punzante. Adicionalmente, el fenómeno está permeado por el uso y venta de drogas ilícitas como marihuana, cocaína, bazuco, sintéticas, entre otras mezclas de gran impacto para la salud mental y física de los consumidores.

“Nos hemos preocupado por controlar las fronteras para que la droga no vaya a contaminar la salud mental de otros países y se nos olvidó nuestra propia población, la droga se quedó en el país afectando a nuestros jóvenes; los que hoy están comprando esos alucinógenos son los que le roban el televisor a su mamá para comprar el pase de cocaína”, aseguró el senador Antonio José Correa.

A su turno, el senador Hernán Andrade agregó que Colombia invierte el 30% de su Producto Interno Bruto, PIB, en la lucha contra la violencia. “La pelea la estamos perdiendo desde la base, al país hoy se lo tomó nuevamente el narcotráfico”, reforzó el dirigente del Partido Conservador, uno de los convocantes al debate de control político.

Al respecto, el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, indicó que la expansión del narcomenudeo es una de las causas del incremento de los homicidios en varias regiones del país. Por ejemplo, en el departamento del Caquetá, donde hay disputa entre bandas criminales por el control de la droga, el incremento de la tasa de homicidios es del 34%. “Coincido en la necesidad de una política pública integral que no puede descansar únicamente en la judicialización de esas conductas delictivas, lo que tiene que hacer el Estado es la prevención del pandillismo y del narcotráfico en los distintos municipios de Colombia”, expresó el Fiscal Martínez.

En conclusión, los senadores Correa y Andrade instaron al Gobierno Nacional a tratar el asunto con la mayor rigurosidad, con el fin de crear una política pública para contener el fenómeno del pandillismo. Ambos congresistas coincidieron en la necesidad de que las autoridades locales ajusten sus estadísticas, pues cada entidad u organización tiene cifras diferentes. En la misma línea, los legisladores hicieron un llamado a implementar tecnologías que faciliten el trabajo preventivo y restrictivo de las autoridades.

Compartir esta noticia