Renuncian funcionarios de Planeación en Cartagena, por desplome de edificio

mayo 4 ,2017 0
Compartir esta noticia

Luego de la tragedia que se vivió el pasado 27 de abril en el barrio Blas de Lezo, al suroccidente de Cartagena, cuando un edificio de seis pisos se fue al suelo y dejó un saldo de 21 muertos, este miércoles presentaron renuncia Luz Elena Paternina, secretaria de Planeación distrital; y Olimpo Vergara, director de la Oficina de Control Urbano.

“Dejan su cargo la Secretaria de Planeación y el Director de Control Urbano. Su renuncia fue aceptada inmediatamente”, escribió el alcalde de la heroica, Manuel Vicente Duque, en su cuenta de Twitter. Duque también le solicitó a la Fiscalía General que se expidan las órdenes de captura encontra de los responsables.

Las renuncias de estos dos funcionarios, que tienen bajo su responsabilidad la vigilancia de las construcciones en la ciudad, se da en medio de las investigaciones que se adelantan para determinar los responsables del desplome del edificio que, según informó el curador urbano 1 de Cartagena, Ronald Llamas, tenía una autorización falsa.

Por otra parte, las autoridades también intentan dar con el paradero de William Quiroz, dueño del proyecto. Este miércoles el diario El Universal publicó una entrevista con María Quiroz, hermana del hombre, en la que asegura que su hermano es el responsable del proyecto, pero que ella no tenía vinculación con la obra, contrario a lo que se había reseñado anteriormente.

“Tengo documentos reales para comprobar que yo no tengo nada que ver. Además, para eso los obreros que sobrevivieron podrán contar cómo son las cosas, ellos, más que nadie, saben quién está a cargo de la obra del edificio”, dijo Quiroz al periódico local.

Por otra parte, la Procuraduría también adelanta una indagación en contra del alcalde Manuel Duque para determinar si hubo o no faltas disciplinarias.

La ilegalidad de las construcciones en Cartagena no es un tema nuevo. Recién sucedida la caída del edificio, se señaló que alrededor del 60 % de las obras de este tipo en la ciudad eran ilegales, sin embargo, desde 2012 ya se registraban noticias sobre el asunto y se advertía sobre estafadores que ofrecían licencias para construir o hacer ampliaciones de viviendas y negocios.

El Espectador

Compartir esta noticia