Nairo sigue como líder del Giro, Pinot ganó la etapa 20

mayo 27 ,2017 0
Compartir esta noticia

En una jornada explosiva, en la que todos jugaban el todo por el todo, Nairo Quintana le sacó 15 segundos a Tom Dumoulin y defendió la camiseta de líder, aunque es una diferencia corta pensando en la contrarreloj de este domingo.

La jornada era de suspenso. Todos los líderes llegaban con sus últimas fuerzas y estaban muy medidos para poder atacar en el momento oportuno. Todos se medían y nadie hizo un gran ataque para no gastar energías en momentos que no era debido.

En el ascenso en el Monte Grappa no hubo la emboscada a Dumoulin que algunos pensaban. Sin embargo, el equipo Katusha se puso al frente para poner un fuerte paso. Su líder, Ilnur Zakarin, estaba en la pelea por conseguir el podio.

Luego de esa subida, la penúltima del Giro de Italia, vino un momento de calma. Los ciclistas aprovecharon para hidratarse, comer algo y prepararse para el ascenso a Foza, ese que definiría las diferencias de cara a la contrarreloj de este domingo.

En esos 14 kilómetros del ascenso a Foza era el todo por el todo. No había posibilidades de dormirse ni perder la rueda. Vincenzo Nibali fue el encargado de dinamitar la carrera. Un poderoso ataque hizo que el lote se fraccionara y los líderes quedaran juntos en la lucha. Dumoulin cedió unos metros, pero después se volvió a unir al grupo.

Cuando faltaban cerca de seis kilómetros para coronar el puerto de montaña, Nairo fue el encargado de dar un golpe contundente. El ciclista colombiano atacó y se llevó a su rueda a Nibali, abriendo diferencias con Dumoulin y Pinot.

Sin embargo, todos sabían que el rival a sacar para este domingo era Dumoulin. Pinot aceleró el ritmo y se unió a Nibali y Nairo. Entre los tres intentaban distanciar al ciclista holandés. Aceleraban cada vez que lo tenían cerca.

Una y otra vez se vieron los ataques de Nairo y Pinot. Estaban desesperados, porque Dumoulin aguantaba y no se distanciaba. Las diferencias no eran grandes y miraban cómo desgastarlo, pero no se podía.

Coronado el puerto de Foza, los dos grupos se tiraron en un fuerte descenso intentando aumentar y descontar las diferencias. Entre 20 segundos y 30 segundos era la diferencia que tenían Nairo, Pinot y Nibali sobre Dumoulin.

En el descenso, Nairo y compañía no se ponía de acuerdo. Cada uno ponía un paso diferente y Dumoulin se les venía con todo, recortando cada vez más la ventaja que le habían sacado en la montaña.

Compartir esta noticia