Cierran hotel en San Andrés por vertimiento de aguas residuales

junio 17 ,2017 0
Compartir esta noticia

La Corporación para el Desarrollo Sostenible de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (Coralina) impuso una medida preventiva de cierre temporal en contra del Hotel Blue Cove (ubicado al oeste de la isla), que hace parte de la empresa Tour Vacation Hoteles Azul, tras comprobar una serie de vertimientos de aguas residuales al subsuelo.

Para que el hotel continúe su normal funcionamiento deberá cumplir con lo siguiente: suspender de manera inmediata los vertimientos de aguas residuales al subsuelo, legalizar ante Coralina el sistema de tratamiento que tienen actualmente, parar las actividades de construcción de una nueva Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (Ptar), que no cuenta con los permisos ambientales correspondientes de acuerdo con la normativa vigente sobre la materia.

El director de Coralina, Durcey Stephens Lever, se dirigió hasta las instalaciones del citado hotel en la mañana de este viernes, en compañía la Policía, así como de funcionarios de la Occre, de las secretarías de Turismo, de Salud y de Gobierno, para que cada uno desarrollara la función que le compete en estos casos.

Stephens Lever fue enfático al decir que no se trata de “una persecución a ninguna empresa en particular” y que se está cumpliendo la función de control ambiental de la entidad. Añadió que la medida preventiva empezó a correr desde el 26 de mayo y que a la fecha no se había dado cumplimiento a las tres condiciones descritas para reanudar las operaciones normales del hotel.

“Pensando que la situación se podía poner más crítica con la víspera de tres puentes festivos, que generaría mayor degradación del suelo y aguas subterráneas, dimos la orden inmediata”, señaló el director de Coralina.

Agregó que “en 24 horas el hotel debe dejar de recibir huéspedes y trasladar los que se encuentran alojados actualmente. En pocas palabras, estamos ordenando que suspendan toda la actividad comercial”.

Uniformados de la Policía se encuentran apostados en el mencionado hotel para velar el cumplimiento de estas disposiciones. No se descarta una medida pecuniaria, dado que “el proceso sancionatorio apenas está comenzando”, concluyó Stephens Lever.

Compartir esta noticia