Prevenir la obesidad, más que vanidad una condición de riesgo

junio 26 ,2017 0
Compartir esta noticia

Aunque la principal motivación para evitarla es la vanidad, llegar a la obesidad representa una amenaza real para la salud. Dentro de las consecuencias más graves, se encuentran enfermedades cardiovasculares, condiciones cardiacos, accidentes cerebrovasculares, diabetes e hipertensión, que pueden aparecer con dicha condición.

Y lo que más preocupa son las cifras que existen sobre esta condición. De acuerdo con el más reciente estudio realizado por el The New England Journal of Medicine (NEJM) y publicado en el mes de junio, 2.200 millones de personas en el mundo (30%), están en sobrepeso de las cuales 600 millones de adultos y 110 millones de niños, ya están en obesidad.

En nuestro país la situación va en la misma línea: el mismo estudio reveló que 5,7 millones de colombianos tienen sobrepeso u obesidad, lo que representa un 17,6% de la población; mientras que 3 de cada 10 niños están en la misma situación.

Es aquí donde la dieta, el ejercicio y la prevención se convierten en las principales herramientas para evitar esta condición médica. Para ello, NUEVA EPS a través de Vivian Bernal, especialista en salud, recuerda cuales son las causas y consecuencias de tener sobrepeso; y las recomendaciones más importantes para tener un peso equilibrado.

¿Cómo se define la obesidad?

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. El índice de masa corporal (IMC) es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilogramos, por su altura en metros al cuadrado (kg/m2).

De acuerdo a la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS):

•          Un IMC igual o superior a 25 determina sobrepeso.

•          Un IMC igual o superior a 30 determina obesidad.

¿Cuáles son las causas de la obesidad?

Básicamente, el sobrepeso y la obesidad son producto de una alteración en el balance de energía entre las calorías consumidas y gastadas. En la actualidad, a nivel mundial se dan en paralelo dos situaciones que generan el aumento de problemas y desbalances en tal sentido:

ü  Un aumento en la ingesta de alimentos hipercalóricos que son ricos en grasa, sal y azúcares simples pero pobres en fibra, vitaminas, minerales y otros micronutrientes;

ü  Un descenso en la actividad física como resultado de la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, de los nuevos modos de desplazamiento y de una creciente urbanización.

¿Cuáles son las consecuencias de padecer obesidad?

Un IMC elevado es un importante factor de riesgo de enfermedades no transmisibles, como:

  • Las enfermedades cardiovasculares (principalmente cardiopatías y accidentes cerebrovasculares).

  • La diabetes.

  • Los trastornos del aparato locomotor (en especial la osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones, muy incapacitante).

  • Algunos cánceres (del endometrio, de mama y de colon).

¿Cómo manejar el sobrepeso?

La actividad física desempeña un papel importante en la prevención del sobrepeso y se necesitan niveles de ejercicio lo suficientemente altos para contrarrestar el aporte calórico excesivo. Por consiguiente, los esfuerzos preventivos deben centrarse en la alimentación saludable y la promoción de la actividad física.

Compartir esta noticia