Sacrifican más de 300 animales para erradicar el foco de fiebre aftosa en Colombia

julio 3 ,2017 0
Compartir esta noticia

En situaciones de fiebre aftosa, la OIE, valora de manera positiva las medidas preventivas de emergencia en todo el territorio nacional. Durante los focos de 2003, 2004, 2005, 2008 y 2009, Colombia reforzó la vigilancia en todo el país.

Con el sacrificio sanitario de cerca de 300 animales localizados en la zona del foco de fiebre aftosa en Tame, el ICA, avanza satisfactoriamente en el proceso de erradicación de la enfermedad, como lo demandan los protocolos sanitarios internacionales. En la zona, el ICA ha atendido varias sospechas las cuales, según las pruebas de laboratorio, han descartado la presencia de nuevos focos de fiebre aftosa.

Así mismo, de acuerdo con los protocolos sanitarios establecidos y con la manera como en los países afectados por brotes de la enfermedad como Colombia lo hizo en 2003,2004 2005, 2008 y 2009, con  medidas de emergencia sanitaria, el país demuestra a nivel nacional e internacional la importancia del programa de fiebre aftosa y los logros obtenidos en la erradicación y el ICA tiene así las herramientas administrativas necesarias para sacrificar animales sin guías de movilización y actuar con mayor rapidez frente a nuevos focos.

“Estamos dando un parte de tranquilidad. Las medidas que estamos tomando nos permiten actuar de manera rápida, para agilizar y facilitar el compromiso de recursos para atender el foco y es preventiva para el resto del territorio nacional, para afinar la vigilancia epidemiológica y actuar de manera contundente junto a otras entidades como la policía, El ejército, las alcaldías y las gobernaciones”, explicó el gerente general del ICA, Luis Humberto Martínez Lacouture.

Agregó el directivo que “La OIE evalúa la importancia que Colombia dio a la situación presentada y en ese sentido está medida de emergencia preventiva es valiosa para la restitución del estatus del país, el cual aspiramos a recuperar en poco tiempo”.

Adicional a estos protocolos, a través de los 30 técnicos expertos en aftosa del ICA que atienden el foco, se ha revisado el estado sanitario de más de 3.000 animales, entre bovinos, porcinos y ovinos, localizados en la zona de vigilancia, comprobando que la enfermedad no se ha extendido en la zona y que, en los casos sospechosos reportados, las pruebas de laboratorio no evidencian la presencia de la enfermedad.

La medida preventiva de emergencia permite acciones como:

Declarar cuarentena en cualquier zona que se encuentre afectada por la presencia de la enfermedad, la cual podrá ser ampliada según los resultados de laboratorio y la evolución de la investigación epidemiológica que se adelante, hasta cuando el ICA compruebe que han desaparecido las causas que generaron esta medida.

Sacrificio y disposición final de los animales positivos a la enfermedad y de los animales que hayan tenido contacto con los enfermos según criterio técnico del ICA.

Restricción la movilización de bovinos, bufalinos, porcinos, caprinos, otras especies de rumiantes susceptibles a la enfermedad, productos y materiales de riesgo para la difusión de la fiebre aftosa, dentro, desde y hacia aquellas zonas del país que se encuentran afectadas por la presencia de la enfermedad.

En el marco de esta emergencia en el caso de hallarse animales que sean movilizados si guía sanitaria desde las zonas afectadas por la enfermedad o desde la zona fronteriza con Venezuela, hacia cualquier parte del territorio nacional estos serán sacrificados de manera inmediata, en la planta de beneficio más cercana autorizada por el INVIMA.

Los funcionarios del ICA adelantarán actividades de inspección, vigilancia y control y los propietarios o administradores de fincas tendrán la obligación de permitir la entrada y labores de los funcionarios del Instituto como inspectores de policía sanitaria.

Compartir esta noticia