Venezuela acusa a EE.UU. de “terrorismo psicológico”

septiembre 25 ,2017 0
Compartir esta noticia

Como irracionales calificó este lunes el gobierno de Venezuela las decisiones anunciadas por el gobierno de Estados Unidos que restringió este domingo los viajes de funcionarios oficialistas venezolanos a ese país. 

“La República Bolivariana de Venezuela rechaza categóricamente la irracional decisión del Gobierno de los Estados Unidos de América de catalogar una vez más al noble pueblo venezolano como una amenaza terrorista y al  orden público estadounidense”, señaló el gpbierno a través de un comunicado emitido por la Cancillería de Venezuela.

En el texto, el vecino país condenó, además, la promulgación e implementación de medidas que consideran “coercitivas unilaterales, en flagrante violación de los propósitos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, del derecho internacional, y de las normas que deben regir las relaciones de amistad y cooperación entre los Estados”.

Ver imagen en Twitter

Asimismo, el gobierno venezolano denunció ante la comunidad internacional “las acciones inamistosas y hostiles del Gobierno de Estados Unidos de América, las cuales buscan estigmatizar a nuestra nación con el pretexto de la lucha contra el terrorismo, al incluirla en una lista elaborada unilateralmente y en la que se acusa a otros Estados de ser supuestos promotores de este terrible flagelo”.

Según el comunicado, es claro que este tipo de listas “son incompatibles con el derecho internacional y constitutyen en sí mismas una forma de terrorismo psicológico y político. Se sanciona a nuestro pueblo, además, por su vocación pacifísta, así como por su tolerancia y respeto a las distintas religiones y creencias que son profesadas libre y armoniosamente en nuestro país”.

Finalmente Venezuela manifiesta su repudio a  “las conductas imperiales” de Estados Unidos “e informa que, con arreglo al principio de reciprocidad, considerará todas las medidas necesarias para defender el interés y la soberanía nacional”.

Este domingo, el presidente estadounidense, Donald Trump, reemplazó su polémico veto migratorio a seis países de mayoría musulmana con un decreto que impone restricciones a ocho naciones, entre las que figura Venezuela.

Este decreto, que entrará en vigor el próximo 18 de octubre, pretende “mejorar las capacidades y procesos de vigilancia para detectar el intento de entrada a Estados Unidos de terroristas u otras amenazas a la seguridad pública”, y en la lista se encuentran ahora Chad, Corea del Norte y Venezuela.

Según la orden de Trump, Venezuela está incluida porque “su Gobierno no coopera en verificar si sus ciudadanos representan amenazas para la seguridad nacional o la seguridad pública” y, además, tampoco coopera en la recepción de “sus nacionales sujetos a órdenes finales de expulsión de Estados Unidos”.

Compartir esta noticia