Mejoran calidad del café colombiano, considerado el más suave del mundo

octubre 8 ,2017 0
Compartir esta noticia

Según la Federación Nacional de Cafeteros, hay una muy baja infestación de broca, neutralidad en el clima y estabilidad en la producción.

El café colombiano es considerado el más suave del mundo y gracias a los esfuerzos de la Federación Nacional de Cafeteros y el Gobierno, su calidad está mejorando más.

La buena condición sanitaria del país, con una infestación de la broca por debajo del 1%, ha tenido como aliados la neutralidad del clima y la aplicación juiciosa por parte de los productores de las buenas prácticas para el manejo integrado de la broca, informó la Federación.

El gremio hizo un llamado a los caficultores para que se mantengan las alertas en el control de la broca, un insecto que se reproduce muy rápidamente.

La Federación inició una campaña informativa mediante su Servicio de Extensión para que los caficultores mantengan las medidas de control sobre esta plaga.

“Con material educativo consistente en volantes, mensajes de radio y reuniones veredales, estamos recalcando a los caficultores la necesidad de ser muy conscientes de que la broca es un problema que merece toda la atención para evitar que se ‘dispare’ de manera sorpresiva”, explicó Hernando Duque, Gerente Técnico de la FNC.

Con el segundo periodo de lluvias del año, inicia también la cosecha cafetera.

Estos dos factores son determinantes en el ciclo de reproducción de la broca, insecto que aprovecha la época húmeda para salir a volar y buscar frutos, preferiblemente maduros, y así iniciar un nuevo ciclo de reproducción, cuyas poblaciones saldrán a infestar nuevos frutos en los cafetales.

Este año, para las zonas del país que tienen cosecha principal en el segundo semestre, los pases de mayor volumen de café se presentarían alrededor del 15 al 30 de noviembre, agregó Duque.

Medidas de control en el cafetal


·        Cosechar oportunamente el café. Esto implica hacer las recolecciones evitando dejar frutos maduros, sobremaduros o secos en el árbol que se podrían convertir en focos de reinfestación para los frutos que están madurando y tienen más de 200 a 210 días de formación.
·        Durante la cosecha se deben mantener cerrados los empaques de fibra utilizados por los recolectores mientras permanezcan en el cafetal. Esta práctica evita la dispersión de la broca.
·        Se deben manejar las pasillas y flotes en la poscosecha, para así evitar el regreso de la broca a los cafetales.

Medidas de control en el beneficio

Una vez recolectado el café, el siguiente paso es beneficiarlo, etapa en que el grano es despulpado y lavado para secarse. Para evitar la dispersión del insecto es necesario:

·        Depositar el café cereza en la tolva de recibo inmediatamente se pesa. Es necesario cubrir la tolva con un plástico impregnado de grasa para que las brocas que vuelen queden atrapadas allí.
·        Las pasillas deben secarse en marquesinas, en el silo o ser solarizadas antes de ser llevadas al patio de secado.

Todas las actividades que se hagan para evitar el retorno de la broca a los cafetales permitirán mantener la calidad del café y con ello mejorar la rentabilidad del caficultor, concluyó Duque.

Compartir esta noticia