El parlamento catalán declara la independencia

octubre 27 ,2017 0
Compartir esta noticia

El parlamento de Cataluña aprobó este viernes una resolución declarando la independencia de esta región del noreste de España, mientras el Senado debatía aprobar la intervención de la autonomía regional solicitada por parte del gobierno central.

“Declaramos que Cataluña se convierte en un estado independiente en forma de República”, asegura la resolución aprobada con 70 votos a favor, dos en blanco y 10 en contra tras una votación secreta ante un hemiciclo semivacío del que se ausentaron varios partidos de la oposición.

Ayer, Carles Puigdemont, jefe de gobierno catalán no convocó a elcciones, lo que exigía el gobierno de Mariano Rajoy para no aplicar el artículo 155. En vez de eso, le lanzó la papa caliente al parlamento, que acaba de tomar su decisión.

En el paseo de Picasso, los catalanes independenristas celebran con euforia la declaración que venían esperando desde hace décadas.

El temido artículo 155 de Cataluña

Con el artículo 155, Rajoy se propone destituir al gobierno catalán, limitar los poderes del parlamento regional, entre otras medidas, hasta convocar elecciones regionales antes de seis meses. Aunque algunos analistas han sugerido que las implicaciones de este artículo pueden ser aun mayores, hablando de cárcel para el presidente y de la suspensión de la autonomía, Rajoy no parece tener estas opciones en el radar.

Se espera que la reacción de muchos ciudadanos catalanes –independentistas o no– sería poco tolerante con la aplicación del 155. Joan Tardà, diputado independentista en la Cámara baja española, le recordó hace unas semanas a Rajoy que “la inmensa mayoría de los catalanes, sean o no independentistas, no van a aplaudir esta decisión, inadmisible en el siglo XXI”.

Hasta el momento, ni Carles Puigdemont, jefe de gobierno de Cataluña, ni Mariano Rajoy, presidente español, se decidían a anunciar una definitiva.

Para muchos, la situación pudo frenarse antes de que llegara a este extremo, que, en los últimos días, ha dejado efectos tangibles para la economía catalana, que ha visto como algunas de sus empresas representativas han cambiado de sede.

Compartir esta noticia