Vecinos del barrio Siete de Abril denuncian a vecina que vive con 42 perros

octubre 31 ,2017 0
Compartir esta noticia

Motivada por una querella de vecinos residentes en el barrio Siete de Abril, suroccidente de Barranquilla, contra Diosmary Palacios González, a quien señalan de perturbar la convivencia ciudadana debido a que en su residencia convive con 42 perros, la Inspección Tercera de Policía Urbana de Barranquilla practicó diligencia de inspección ocular para verificar los hechos.

Durante la visita de inspección ocular se pudo constatar que los 42 caninos perturban la tranquilidad con sus ladridos y que el olor nauseabundo a orín es casi insoportable. Se observa que todos los animales están en cautiverio, la mayoría encerrados, algunos en celdillas construidas en el patio y callejones y otros en las tres habitaciones de la casa en donde vive sola con los caninos desde el 14 de septiembre de 2014. Se pudo comprobar que los caninos tienen sus carnés correspondientes a la aplicación de vacunas.

La querellada: Diosmary Palacios González, de 48 años de edad, está residenciada en la calle 50 #9D-14, barrio Siete de Abril, casa en donde alberga a los perros. Es bacterióloga de profesión, pero actualmente se dedica al reciclaje, oficio del cual, según ella obtiene los ingresos para alimentarlos y darles los cuidados necesarios.

Clemente José Pineda Payares, uno de los querellantes quien vive al lado de la residencia de Diosmary Palacios González, expresa: “El problema afecta nuestra salud y tranquilidad, por los malos olores y por el bulla que hacen los perros a cualquier hora, sobre todo en la noche cuando nuestras familias están descansando”.

Por su parte, Rafael Alfonso De La Hoz Barcasnegras, otro de los quejosos dice: “mi preocupación es porque la señora hace 3 años se mudó para este barrio y desde entonces metió aproximadamente 40 perros en su casa. El entorno está afectado por los malos olores y los ladridos de los animales”

Palacios González custodia de manera voluntaria a los perros a los que recoge en la calle. Ella misma expresa que: “Los médicos me han diagnosticado que tengo una afección pulmonar, concretamente: asma”.

Durante el levantamiento del acta de visita, la Inspectora Tercera de Policía, Alicia Bustos Ledezma, le pregunta a la querellada si ¿está dispuesta a que la Oficina de Salud Pública del Distrito de Barranquilla se encargue de los caninos? Ella manifiesta que sí, siempre y cuando quienes se encarguen de los perros los traten bien.

Frente al hecho, el Código Nacional de Policía y Convivencia, es claro cuando en el artículo 124 trata sobre los comportamientos que ponen en riesgo la convivencia por tenencia de animales.

Compartir esta noticia