Al son de cumbia, soledeños le dieron el último adiós al maestro Efraín Mejía

noviembre 6 ,2017 0
Compartir esta noticia

El cuerpo del cantautor e hijo ilustre de  Soledad estuvo en cámara ardiente en el Museo Bolivariano. A las 3:00 p.m. se realizó una eucaristía concelebrada  en la iglesia San Antonio de Padua. Su cristiana sepultura se realizó en el Cementerio Central.

Al son de cumbia, los soledeños le dieron el último adiós al maestro Efraín Mejía, considerado uno de los grandes folcloristas del país, director vitalicio de la Cumbia Soledeña y compositor de canciones emblemáticas del Carnaval de Barranquilla.

Su cuerpo fue trasladado desde Montería, donde residía con su hijo Efraín Mejía Jr., hasta Soledad el sábado 4 de noviembre y fue velado en la Funeraria La Paz desde las 7:30 p.m. hasta las 10:00 p.m. por familiares y allegados.

Desde las 10 de la mañana de este domingo hasta las tres de la tarde, el cuerpo del autor de canciones tales como El Garabato, Las Pilanderas, El Congo Grande, Josefa Matía y La burra mocha, entre otros éxitos, estuvo en cámara ardiente en el Museo Bolivariano.

Durante la velación, los asistentes intercambiaron vivencias y anécdotas  con el maestro, quien en 1997 fue designado rey Momo por su extensa carrera musical y sus grandes aportes al Carnaval de Barranquilla.

El alcalde Joao Herrera y la Primera Dama, Alba Olaya, se hicieron presentes durante la velación y les expresaron el sentido pésame a todos los familiares del maestro que allí se encontraban.

“La música es el lenguaje del universo y los artistas de la música son enviados de Dios. Tienen un talento que Dios solo se lo dio a ellos, son unos tocados, afortunados y privilegiados. Son verdaderos mensajeros de paz. Los genios se dan en las artes y el maestro Efraín Mejía no solo fue músico sino que creó un estilo, una forma diferente de interpretación. Efraín Mejía fue un genio. ¡Se nos ha ido un genio!”, dijo el alcalde al referirse al folclorista soledeño que falleció a los 83 años.

A las 3:00 de la tarde el féretro con el cuerpo del maestro Mejía fue trasladado a la Iglesia San Antonio de Padua,  donde se llevó a cabo la Eucaristía concelebrada, que estuvo presidida por Monseñor Víctor Tamayo, Obispo Auxiliar de Barranquilla.

Finalizada la ceremonia religiosa se le dio participación a diversas personalidades que expresaron su profunda admiración al Maestro y los sentimientos de condolencia a los familiares. Se destacaron las intervenciones del maestro y amigo Pedro Ramayá Beltrán, quien interpretó una melodía con su flauta de millo y del diputado Federico Ucrós Fernández, quien entregó una mención de honor a la memoria del artista soledeño en la que se declara moción de duelo por parte de la Asamblea Departamental.

El maestro Efraín Mejía también recibió reconocimientos por parte de la Sociedad de autores y compositores de Colombia (Sayco), y una exaltación póstuma de manos de Valeria Abuchaibe y Ricardo Sierra, reyes del Carnaval de Barranquilla 2018, en representación de  la empresa Carnaval de Barranquilla,  con el fin de impulsar y promover su patrimonio musical.

El secretario de cultura de Soledad, Jair Niebles, leyó el decreto 416 en el que  la Alcaldía de Soledad honra y brinda un reconocimiento póstumo a la memoria del músico soledeño. Por su parte, el presidente del Concejo Municipal, Enrique Del Castillo, hizo extensiva la moción de duelo a todo el municipio.

Lo acompañaron a su última morada, en el Cementerio Central de Soledad, sus hijos y otros familiares, así como hombres representativos del folclor como Alci Acosta, Pedro ‘Ramayá’ Beltrán los reyes Momo del Carnaval de Barranquilla Robinson Albor, José Ignacio Cassiani, Wilfrido Escorcia, José Llanos, Álvaro Bustillo y Carlos Cervantes y amigos.

Finalmente, a las 5:10 de la tarde, entre décimas y sones de cumbia, familiares, amigos, autoridades y artistas le dieron el último adiós en el Cementerio Central a Efraín Aquileo Mejía Donado.

Compartir esta noticia