Junior perdió 2-1 con Flamengo en la semifinal de la Suramericana

Nov 24 2017 12:02 am 0
Compartir esta noticia

En el encuentro de ida de las semifinales de la Copa Sudamericana, el Junior de Barranquilla cayó 2-1 frente al Flamengo en su visita a Rio de Janeiro. Los locales se crecieron en los últimos minutos y lograron remontar el marcador luego de tener el resultado en contra la mayor parte del partido.

El equipo dirigido por Reinaldo Rueda logró neutralizar a los atacantes del Junior gracias al buen desempeño de Gustavo Cuéllar y Willian. El “Mengao” pese a manejar los hilos del partido en los primeros minutos no logró batir la portería de Sebastián Viera, quien tuvo un gran partido.

El “Tiburón”, en la única llegada de peligro clara que tuvo en el primer tiempo, la mandó al fondo gracias a un tanto de Teófilo Gutiérrez tras una gran asistencia de Yony Gónzález. Sólo tuvo que empujarla.

La escuadra comandada por Julio Comesaña no supo mantener el resultado. Para la segunda parte, el estratega uruguayo sacó a Matías Mier y se echó para atrás con la consigna de cuidar el resultado. Los planes salieron al revés y el Júnior dio espacios y los brasileños se crecieron y aprovecharon las deficiencias en el balón parado.

A los 76 minutos, Juan anotó el gol del empate luego de un tiro de esquina. El experimentado central le ganó la marca a Rafa Pérez y de cabeza convirtió un gol que fue una inyección anímica para los brasileños. La visita, convencida de que el empate era buen negocio, siguió fiel a sus planes. La carga física que sintieron los jugadores del Júnior en la primera parte, luego de no tener la posesión de pelota, les costó factura al final del partido.

Y luego de un mar de dudas en la salida de la zaga barranquillera, Felipe Vizeu anotó el gol del triunfo luego de un gran tanto de volea y dejó cifras concretas en el Maracaná.

La vuelta será el próximo jueves 30 de noviembre en Barranquilla. El Junior sacó, en el papel, un resultado importante en Brasil, marcó de visita, pero viendo el desarrollo del partido, las caras largas de los jugadores colombianos eran la fiel muestra de un partido que se les escapó del bolsillo en los últimos 15 minutos.

Compartir esta noticia