Gran partido de James en la goleada 0-6 del Bayern Múnich contra Paderborn

Feb 6 2018 08:51 pm 0
Compartir esta noticia

El desequilibrio que se sospechaba desde el sorteo de los cuartos de final de la Copa de Alemania se ratificó en el campo, con un triunfo inapelable de visitante del Bayern Múnich contra Paderborn por 0-4.

El local, líder de la tercera Bundesliga y único sobreviviente entre los equipos que no están en primera división alemana, no pudo aguantar el poderío enorme del equipo de Heynckes, quien puso a su nómina de lujo para no arriesgar nada en el camino hacia el doblete local de la temporada.

James Rodríguez fue titular y estuvo inquieto en ataque y sacrificado en las pocas aventuras del local.

Precisamente, la primera terminó en un fuera de lugar tras el cobro a riesgo de un tiro libre al 7 que acabó en un gol anulado.

Después se fue encima el Bayern, con intentos de Robben y asociaciones de James con Lewandowski, aunque sin llegar a crear opciones tan claras.

El primer gol cayó al minuto 19: fue un intento de Müller que acabó golpeado contra el arquero, no pudo conectar Robben pero sí llegó de atrás Coman para marcar el primer tanto del juego.

Y una de esas veloces salidas del Bayern gracias a Vidal, apenas cinco minutos después, terminó en un gran pase de Coman a Lewandowski y mejor definición del polaco, parando de pecho y definiendo al palo derecho. Dos a cero y contando…

El tercero, ya en medio del desconcierto del Paderborn, fue obra de Kimmich, quien tuvo tiempo para medir al arquero, definir e ir a celebrar directo con el jefe, Jupp Heynckes.

Una opción del Paderborn que salvó el Ulreich al 43 fue todo en la primera etapa.

Le negó Lewandowski el pase para el tercero a James y prefirió rematar desviado cuando arrancaba la segunda etapa.
Vendría un jugadón del colombiano, que pisó la pelota para deshacerse de la marca y poner el pase profundo al que no pudo resolver Tolisso… Su revancha, un minuto después, se la sirvió el colombiano con un cobro de tiro de esquina directo a su cabeza para el 0-4.

Se perdió el descuento el Paderborn con el empate al palo de Zolinski y no falló más el Bayern: Lindo fue el tanto de Robben, un zurdazo inatajable al minuto 85, para el 0-5. Uno más tendría el holandés al 86, un gran pase de Vidal a Ribery y servicio de este para fusilar al arquero.

¿Pelea de tigre contra burro amarrado? Eso se prueba en la cancha, así como ha hecho el Bayern Múnich para sentenciar la llave de cuartos de final y seguir avanzando en la Copa alemana.

Futbolred

Compartir esta noticia