Ordenan traslado de Aída Merlano a un centro asistencial

Abr 11 2018 07:46 pm 0
Compartir esta noticia

La congresista Aída Merlano fue trasladada en los últimos minutos a un centro asistencial por su estado de salud que, según ella, aqueja. La exrepresentante a la Cámara y senadora elegida el pasado 11 de marzo asistió a la audiencia de indagatoria programada este miércoles en la Corte Suprema y, aunque quedó vinculada formalmente al proceso, la diligencia se tuvo que suspender para que Medicina Legal la examinara por un supuesto cuatro de depresión que tiene.

Después de que la Corte Suprema expidiera una orden de captura en su contra, la congresista se entregó el pasado lunes a las autoridades en la capital del país. Será investigada por los delitos de concierto para delinquir; fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego accesorios, partes o municiones, y ocultamiento, retención y posesión ilícita de cédulas, por una supuesta de votos para su candidatura. Y continuará detenida mientras se define su situación jurídica.

Según la investigación de agentes de la Sijín y el CTI, en la sede de campaña de Merlano encontraron $261 millones en efectivo y una bolsa llena de certificados electorales. En el lugar de su campaña también había cuatro armas de fuego. Jesús Albeiro Yepes, abogado de la congresista, aseguró en su momento que ese dinero encontrado en el inmueble de Merlano, conocido como la “Casa Blanca”, hacían parte de los recursos destinados a la logística que implica una campaña política.

Sobre las armas encontradas en la vivienda el pasado 11 de marzo, día en que fue allanada la residencia de la senadora electa, dijo su abogado que son las armas de unos vigilantes. “También encontraron un arma que estaba en la caja fuerte de la doctora. Esa la consiguió en su calidad de congresista dentro de su esquema de seguridad y tiene salvoconducto”, explicó el defensor quien agregó: “Yo no he visto una sola prueba que tenga que ver con compra de votos o con la retención de cédulas. No conozco a un ciudadano al que se le haya retenido su cédula. Y tampoco conozco de una evidencia diferente”.

Compartir esta noticia