Los fritos hablaron en la VII Cátedra Historia de la Cocina del Caribe Colombiano

Ago 10 2018 07:36 am 0
Compartir esta noticia

Un encuentro donde se mezclaron historias, costumbres, técnicas, secretos culinarios, para finalmente abrir la puerta a los fritos ilustrados, con la exposición “Fritar Asperezas”, que estará abierta durante todo el mes de agosto. La directora del Parque Cultural del Caribe, Carmen Arévalo Correa, dio la bienvenida resaltando cómo estos espacios constituyen una extensión de los contenidos del Museo del Caribe. Por su parte, Johnny Meca,  Ricardo Gómez y Kike Sierra le dieron un lugar importante a la tradición, exaltando el trabajo de las cocineras tradicionales: Maritza Vásquez, Ruby Masco Payares y Antonia “Toñita” Pérez.

“Si los fritos hablaran, tendrían miles de voces”. Bajo esa premisa, Johnny Meca inició con un recorrido histórico sobre los orígenes de los fritos. Desde allí hizo énfasis en el papel que cumplieron los africanos en extender esta cultura culinaria. “Ellos conocieron la fritura y ayudaron a expandirla por el continente. Lo que no está claro fue cómo ellos aprendieron eso de los europeos”, narró Meca.

Por su parte, el joven nutricionista Ricardo Gómez, habló sobre el Teorema de la cantidad vs calidad.  Su principal aporte develó que existen mitos sobre los fritos y su valor nutricional. “Un ejemplo sobre las características nutricionales que tienen los fritos están en las arepas e´ huevos que hacen las cocineras tradicionales, pues ellas tienen un balance nutricional empírico en las formas como cocinan y en las frescuras de sus ingredientes”: dijo Gómez.

Luego, con la jocosidad propia del Caribe colombiano, Maritza Vásquez, “Toñita” Pérez y Ruby Masco le imprimieron mucha energía a sus historias. “La cocina es sinónimo de amor, quien no lo hace así, no va pa´ ninguna parte”, dijo doña Maritza en un tono más serio. “Tenerlos aquí me ha dado una satisfacción enorme, (refiriéndose a los jóvenes asistentes) pues ustedes son quienes deben seguir esta tradición”, emocionada habló Ruby Masco.

“La técnica de las carimañolas es el aceite tibio, para que no se exploten. Si no hace así se queman y no se cocinan bien por dentro. En el caso de la papa, se amasa con cilantro y se incluye el agua donde uno sancocha el pollo. Esas son unas técnicas importantes que le aportan calidad”. Manifestó “Toñita”, de 77 años de edad.

“Fritar asperezas”

 

Finalmente, Kike Sierra llegó desde Cartagena para mostrar un proyecto que le rinde homenaje a los fritos. La exposición “Fritar asperezas”, desarrollada por el programa de diseño gráfico de la Universidad Jorge Tadeo lozano (Seccional Caribe), en alianza con el Museo Histórico de Cartagena de Indias (MUHCA), busca evidenciar el ir a comer fritos como punto de encuentro, un espacio para dialogar, debatir sanamente, compartir anécdotas o incluso para reconciliar. Esta experiencia ilustrada estará abierta durante todo el mes de agosto en la Sala Múltiple del Parque Cultural del Caribe.

La VII Cátedra de Historia de la Cocina del Caribe Colombiano es organizada por el Parque Cultural del Caribe, apoyada por el Ministerio de Cultura – Programa Nacional de Concertación Cultural, la Gobernación del Atlántico y la Alcaldía Distrital de Barranquilla.

Compartir esta noticia