Socializan proyecto de autorregulación en el Centro Histórico de Barranquilla

Ago 21 2016 10:05 pm 0
Compartir esta noticia

henry caceres vendedores

Bajo el lema ‘Tu espacio es mi espacio’ y con el fin de recuperar y racionalizar el uso del espacio público en el Centro Histórico de Barranquilla, la Secretaría de Control Urbano adelanta un intenso proceso de sensibilización dirigido principalmente a los comerciantes formales e informales, y orientado hacia el compromiso de articular una convivencia pacífica sobre el cumplimiento de las normas vigentes, resaltando la prelación que debe tener el peatón.

En una primera fase del programa se seleccionó el corredor de la carrera 43 entre calles 30 y 38. Es así como desde el pasado jueves, con el apoyo de facilitadores y vigías de Espacio Público y otros profesionales de la secretaría, funcionarios del área de Pedagogía realizaron visitas personalizadas a todos los vendedores estacionarios y establecimientos de comercio localizados en el tramo entre calles 30 y 34 para recordarles o reiterarles el contenido normativo del decreto 909 de 2009.

El secretario de Control Urbano y Espacio Público, Henry Cáceres Messino, hizo presencia durante una de las jornadas con el personal de pedagogía y vigías, como muestra del compromiso institucional para alcanzar la convivencia armónica entre todos los actores del Centro, buscando evitar choques y agresiones entre los mismos.

Persuasión y control
En el proceso de sensibilización se está haciendo énfasis en aspectos normativos como las medidas reglamentarias que deben tener las chazas o casetas de ventas estacionarias, la prohibición del expendio y consumo de vendidas alcohólicas, la ubicación indebida de carretillas y vehículos de tracción animal, así como la instalación, construcción o exhibición de elementos que obstruyan el espacio público y la libre circulación de peatones.

“Estamos trabajando bajo la premisa de que el espacio público es el espacio de todos. Este programa lo socializamos hace unos diez días con las distintas asociaciones de vendedores estacionarios y con el comercio formal agremiado en Asocentro para que comprendieran que la administración distrital busca primero el acercamiento conciliatorio y que se produzca una autorregulación por parte de los comerciantes acatando las normas que existen”, explicó Henry Cáceres.

Resaltó que, como constancia de este acercamiento y diálogo con los comerciantes formales e informales, se les deja a cada uno la copia del acta de compromiso pedagógico suscrito con la Alcaldía para así unificar criterios sobre el buen uso del espacio público.

“Una vez que culminemos este proceso de sensibilización, pasaremos a ejercer estricto control mediante operativos rutinarios y verificar el cumplimiento del compromiso que cada comerciante hizo para autorregularse. Si detectamos que alguien no lo cumplió, procederemos en consecuencia con el decomiso de los elementos o mobiliarios no permitidos en el espacio público. En esto el principio legítimo de la autoridad no es negociable”, enfatizó Cáceres Messino.

Esta semana

A partir de este lunes y hasta el miércoles el proceso de sensibilización de la Secretaría de Control Urbano y Espacio Público abarcará el tramo comprendido entre las calles 34 y 38 sobre la carrera 43.

“Haremos lo mismo que en el tramo entre las calles 30 y 34. Visitaremos a cada vendedor en su sitio de trabajo y dialogaremos con él sobre sus derechos y deberes para con el uso del espacio público. Firmaremos un acta de compromiso para autorregularse y dejaremos constancia de que posteriormente verificaremos que cada uno lo cumpla”, señaló el secretario de Control Urbano.

La jornada de sensibilización que se adelantó la semana pasada está siendo difundida a través de redes sociales tanto institucionales como de las asociaciones de vendedores.

Compartir esta noticia