Junior derrotó 2-0 a Nacional con golazos de ‘Teo’ y Jarlan

Jul 30 2017 07:17 pm 0
Compartir esta noticia

El clásico de la jornada entre Junior y Nacional se quedó en suelo barranquillero. La fiesta la gozaron los 40.000 fanáticos que llenaron el estadio Metropolitano. Fue un duelo bien jugado entre ambos equipos, que al final dejó como ganador al cuadro Tiburón, que con goles de Teófilo Gutiérrez y Jarlan Barrera superaron 2-0 a los antioqueños.

Cuando Chará y Teófilo Gutiérrez se juntan el Junior es letal

 Son pocos los defensores los que saben qué hacer cuando este par de jugadores aparecen. Este domingo no fue muy constante las veces que se unieron, pero las pocas que lo hicieron marcaron diferencias. Al minuto 27 cuando Chará entendió que no podía jugar por el centro porque iba a ser contenido por Edwin Valencia, se corrió al costado y con su velocidad inició un contragolpe que terminó siendo letal. Nadie pudo detenerlo. Cuando por fin le puso pausa a su carrera, levantó la cabeza y metió un centro a tres dedos, que le quedó a Teo, quien con una calma enorme cruzó el balón y venció la portería defendida por Franco Armani. Un gol que puso a vibrar al Metropolitano y a los hinchas barranquilleros.

El primer tiempo fue bien jugado por los dos equipos, tanto Nacional como Junior demostraron que cuando se les da espacio saben qué hacer con el balón. Por un lado, aparecieron Aldo Leao Ramírez, Daniel Bocanegra, Edwin Valasco, Dayro Moreno y Gustavo Torres. Unos se encargaron de sacar al equipo verde por el centro, otros por los costados. Los antioqueños tenían salida por todos los costados del terreno de juego. Por el otro lado, aparecieron Sebastián Hernández, Yimmi Chará y Teófilo Gutiérrez, que cuando se juntaron complicaron a la defensa verde.

Pero después del gol fue Nacional el que tomó la manija del encuentro. El que tomó el balón, adelantó líneas y se acercó a portería de Sebastián Viera, quien respondió en la única oportunidad clara que tuvo el equipo verde: un remate de Bocanegra rastrero que iba dirigido al palo izquierdo de la portería local y hasta allá voló el uruguayo, que salvó al cuadro barranquillero. La apuesta de los visitantes fue el ataque por los costados, la derecha fue la más utilizada, pero lastimosamente para los antioqueños no lograron originar más llegadas importantes.

Esa intensidad que quiso implementar el equipo visitante, Júnior la contrarrestó en los primeros 15 minutos del primer tiempo. El partido se hizo de ida y vuelta. Los dirigidos por Comesaña no querían que Atlético Nacional se hiciera con la posesión e intentaron complicar. Lo hicieron cuando Teófilo Gutiérrez que apareció. El delantero lo hizo por derecha y por izquierda y por ambas zonas generó peligro. En la primera metió un centro atrás que quedó en los pies de Hernández, quien remató de primera y el balón se fue cerca de la portería de Armani. En la segunda un pase al vacío, remató a ras de piso y tapó el argentino.

Pero Nacional siempre supo cómo responder. Esos pases precisos y certeros que tiene el equipo de Juan Manuel Lillo se hicieron notar. Por esa vía rompieron el muro defensivo del Júnior y complicaron constantemente. El estratega español fortaleció la zona izquierda con el ingreso de Rodin Quiñones y de Andrés Rentería, lo que se unió a la constante salida por derecha de Bocanegra. Los verdes hoy vestidos de amarillo complicaron por ambos costados, pero casi siempre se estrellaron con la defensa y cuando los centrales no podían, apareció Viera. La más importante de los visitantes se dio al 80 en los pies de Rentería. Pero el delantero quiso meter el balón junto con el arquero y terminó sacando un riflazo que se fue desviado.

Y cuando Nacional lo buscaba, nuevamente apareció Teófilo Gutiérrez. Le puso pausa al partido, cuando todos querían jugar a 10.000 por hora. Entendió que el que tenía que correr eran los visitantes y después de una secuencia de diez toques, en los que el balón se paseó por toda zona ofensiva, terminó llegando a los pies de Teo, quien realizó una jugada magistral, dejó un defensor en el camino, pasó a Jarlan Barrera, quien remató de zurda para vencer la portería defendida por Armani. Dos a cero y aplausos para el conjunto barranquillero, que fue sereno y supo cuando rematar el encuentro.

Compartir esta noticia