Con caja, guacharaca y acordeón armaron la parranda en la penitenciaría El Bosque de Barranquilla

Jul 31 2017 06:56 pm 0
Compartir esta noticia

Al son del acordeón, la caja y la guacharaca, un importante político del Magdalena habría armado una tremenda parranda vallenata en el interior de la Penitenciaría El Bosque de Barranquilla, el pasado fin de semana.

Según reveló el diario El Heraldo, una vez conocido lo ocurrido, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) en Bogotá dio la orden para que agentes del Cuerpo de Reacción Inmediata (CRI, antes denominado GRI) ingresaran al establecimiento carcelario y realizaran un operativo de registro en el pabellón ERE.

Los invitados a la fiesta ingresaron abundante whisky envasado en botellas té y agua, y celulares de alta gama.

Además incautaron 800 mil pesos en efectivo, pues según denuncian algunos informantes, esta vez sí hubo “billetes cayendo del cielo”.

Muchos de los invitados ingresaron al penal sin autorización, pues no aparecen en el libro de registro.

El pasado 1ro. de julio se celebró en el mismo penal la boda de Jorge Luis Alfonso López, en la que hubo supuestos “excesos” en la celebración, lo que le costó el cargo al director (e) Dionisio Calderón Sánchez y a la subdirectora de la penitenciaría, Milstelva Garcés, además del traslado a una cárcel en Bogotá al recién casado, pero el Inpec aún no ha encontrado pruebas de los ‘excesos’.

En el pabellón ERE, donde se celebró extravagante parranda el pasado fin de semana, permanecen recluidos el empresario y exdirigente deportivo Eduardo Dávila Armenta, condenado a 34 años de prisión por el homicidio agravado –en calidad de determinador– del homicidio de Carmen Vergara Díaz Granados, apodada ‘la Nena’, ocurrido el 18 de enero de 2007 en Santa Marta.

También se encuentra recluido el ex gobernador de Sucre Salvador Arana Sus, condenado a 8 años de prisión por la Corte Suprema de Justicia por el delito de peculado por apropiación a favor de terceros, al celebrar 15 contratos de manera indebida. Las pesquisas establecieron que Arana realizaba doble pago de contratos a favor de las Autodefensas en Tolú.

Los primos Manuel Nule y Mauricio Galofre están también en el pabellón ERE, luego de que en junio de 2012 la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá los condenara a casi 15 años de prisión, por el sonado caso del ‘carrusel de la contratación’ en Bogotá. Otro personaje que cumple pena de prisión en ese pabellón es el ex gobernador de La Guajira José Luis González Crespo. El exfuncionario, condenado a 10 años, fue hallado culpable de firmar irregularmente 15 contratos con 3 empresas de servicios públicos por valor de $1.027 millones.

Sin embargo, las denuncias de los informantes apuntan a que la parranda en la cárcel fue de Eduardo Dávila.

 

Compartir esta noticia