Matan a niño 3 de años en pelea por un pájaro en el barrio Siete de Abril

Feb 27 2018 01:39 pm 0
Compartir esta noticia

Un nuevo hecho de intolerancia registrado en Barranquilla dejó tres personas heridas, un capturado y un niño de 3 años muerto.

El caso se presentó el pasado domingo a las 10 de la noche en la calle 68 con carrera 4, barrio Siete de Abril, en la localidad metropolitana de la ciudad.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, Sergio Manuel Ramírez Gutiérrez llegó a la dirección antes mencionada para reclamar a sus vecinos por la pérdida de un canario, lo que originó una fuerte discusión entre Ramírez y un habitante de la casa la cual pasó de las palabras a los hechos cuando el presunto agresor sacó un revólver y empezó a disparar de manera indiscriminada, impactando a varias personas.

Uno de los proyectiles impactó en la cabeza del niño de 3 años, quien se encontraba acostado en la cama junto a su mamá. En el hecho también resultaron heridos Sigilfredo José Castro Carrascal, de un tiro en una pierna y quien discutía el pistolero; Socorro De Horta Valiente, abuela del menor que fue impacta en el cuello; y Andrés Felipe Ramírez Payares, hijo del agresor.

Una patrulla de la Policía llegó al lugar y capturó a Ramírez Rodríguez quien trasladado a la URI de la Fiscalía. Ayer un juez de garantías legalizó su captura. Un fiscal le imputará los delitos de homicidio agravado, tentativa de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego.

Debido a la gravedad de la herida que sufrió en la cabeza, el menor falleció en un centro asistencial.

“Me dijo que le amansara el pájaro”

Silfredo Castro Carrascal, tío del niño muerto y quien sostuvo la discusión con Sergio ramírez, dijo que el hijo del presunto agresor le prestó el pájaro para que se lo amansara porque trabajaba todo el día y no tenía tiempo para tenerlo.

“Él llegó el domingo a la casa borracho, me empujó y me dijo que dónde tenpia el chirrío, le dije que su hijo me lo había dado para que se lo amansara, pero me dio una cachetada, el hijo le dijo que se calmara, que era verdad lo que le decía, pero volvió a pegarme otra cachetada y enseguida sacó el revólver y me disparó”, dice Castro.

Según el tío del menor asesinado, el tiro le impactó en una pierna, pero solo se dio cuenta cuando estaba en el hospital a donde había llevado a su abuela que tambipen resultó herida.

“Mi sobrino estaba adentro acostado con mi hermana, estábamos durmiendo, cuando disparó mi hermana salió llorando del cuarto gritando que mi sobrino estaba herido”, recordó Silfredo Catro.

Compartir esta noticia