Familiares de los expolicías asesinados en Recreo dicen que no tenían amenazas

Sep 20 2018 08:34 am 0
Compartir esta noticia

Familiares de los expolicías Víctor Manuel Mendoza Mendoza, 52 años, y Víctor Alfonso Chávez Padua, 36; asesinados a tiros a las 10:05 de la mañana del miércoles cuando se transportaban por la carrera 41 con calle 57 en un Renault Sandero de color rojo, placas KMU-729; se refirieron ayer a la tragedia que los enluta.

Pedro Mendoza, hermano de Víctor Manuel, señaló que momentos antes de que lo mataran su familiar retiró $1.686.779 en un cajero del sector.

Agregó que, al parecer, Víctor Alfonso también sacó plata por ventanilla en el mismo banco, dicen que más de $8 millones.

“Lo de mi hermano está esclarecido de que fue un fleteo. Mi hermano fue a sacar una suma de dinero, y tenemos el recibo del retiro que hizo. Lo importante es que las autoridades son las que van a llevar la investigación y ellas dirán hasta dónde se esclarecen los hechos”, manifestó Pedro Mendoza.

Los familiares creen que los expolicías juntaron el dinero, que Víctor Alfonso le iba a prestar a una mujer.

Pedro Mendoza aseguró que su hermano no tenía amenazas, ni problemas, y mucho menos anotaciones judiciales. Le pidió a las autoridades investigar y establecer toda la verdad.

Agregó que el revólver que le encontraron a su familiar durante la diligencia de levantamiento del cadáver tenía salvoconducto vigente.

Al parecer los pistoleros habrían asesinado a los expolicias porque se dieron cuenta de que Víctor Manuel estaba armado, por lo que se aseguraron de no  darle margen de reacción.

Una prima de Víctor Alfonso Chávez, quien pidió omitir su nombre, aseguró que su familiar tampoco tenía amenazas o problemas personales. Explicó que antes de retirarse de la institución estuvo trabajando en la Dijín, en Bogotá.

Hipótesis

La versión de los familiares va en contravía con la hipótesis que han enunciado las autoridades administrativas y policiales de Barranquilla, que apuntan a otro móvil. “El comandante me dijo que no es un tema de fleteo, que va mucho más allá de eso”, expresó el alcalde Alejandro Char, el mismo miércoles, día de los hechos.

Víctor Alfonso Chávez Padua era patrullero retirado de la Policía, natural de San Antonio del Tequendama (Cundinamarca).

Víctor Manuel Mendoza Mendoza era pensionado de la misma institución y natural de Sabanalarga.

El caso

El asesinato de los dos expolicias ocurrió a las 10:05 del miércoles cuando ambos iban en el Renault Sandero. Dicen testigos que cuatro individuos en tres motos les rodearon el vehículo y les dispararon con pistolas nueve milímetros.

Las víctimas trabajaban en una empresa de seguridad de un contratista de Electricaribe que se encarga de investigar fraudes eléctricos.

Víctor Manuel Mendoza murió en la Clínica La Merced, mientras que Víctor Alfonso Chávez falleció dentro del carro  impactado por nueve balas.

Testigos aseguran que tras los disparos, los asesinos abrieron el baúl del carro de las víctimas y sacaron dos maletines, donde supuestamente llevaban la plata que habían retirado en la entidad financiera.

Lorena Guerrero, cuñada de Víctor Mendoza, manifestó que su familiar político dejó dos hijos, de 23 y 21 años.

Era propietario del vehículo en el que iban cuando los asesinaron y residía en el sector Campo Bolívar de Sabanalarga.

Salió de su casa acompañado de Chávez, quien era su amigo y vivía en el mismo municipio.

 

Compartir esta noticia