Capturan por décima vez a hombre que roba camionetas Toyota en Barranquilla

Oct 11 2018 02:59 pm 0
Compartir esta noticia

Un viejo conocido de las autoridades volvió a ser atrapado ayer miércoles mediante orden de captura expedida por el Juzgado Promiscuo Municipal de Piojó,  Atlántico. Se trata de Diego Armando Niebles Bolívar, un ex miembro de la banda delincuencial los Hipermegaplay que especializó su carrera criminal en el hurto de vehículos.

A través de un comunicado, la Policía Metropolitana de Barranquilla informó que Niebles Bolívar cayó en la carrera 42C con calle 84 luego de que detectives de la Sijín lo ubicaran en un domicilio.

Esta vez, de acuerdo con lo expuesto en el comunicado, el detenido era señalado de robar una camioneta marca Toyota Prado, en hechos ocurridos el 7 de julio de este año. Pero esa no habría sido la única camioneta que este hurtó. En su prontuario es señalado de cometer los robos de al menos cuatro camionetas de similares características y por eso fue que se ganó en el bajo mundo del hampa el remoquete del “terror de las TXL”.

Los antecedentes que suma el capturado son nueve: cuatro por hurto agravado y calificado cuando lo hurtado son medios motorizados o lo que estos transporten y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego.

Capturas anteriores

En julio del año anterior, Diego Niebles Bolívar había sido capturado en el barrio Los Andes, mediante verificación de antecedentes en el desarrollo de operativos viales.

Información entregada por la Policía en ese momento evidenció que Niebles Bolívar abordaba a sus víctimas en momentos en que iban a guardar sus vehículos en el parqueadero o cuando se iban a subir en las bahías donde estaban parqueados, los amedrantaba con arma de fuego y luego los despojaba de los carros.

En diciembre de 2016 ocurrió un hecho curioso con el individuo. Pese a que debía estar preso en la Cárcel Distrital de El Bosque, sindicado del delito de hurto calificado agravado, este fue sorprendido en el barrio Boston.

En ese momento, Niebles Bolívar les dijo a los agentes que el director de la cárcel le había dado un permiso hasta el 9 de diciembre, pero no pudo demostrarlo.

Compartir esta noticia