“Uno no puede utilizar la JEP como ‘violín prestado’ para justificar delitos atroces”: Procurador

Oct 17 2018 09:57 am 0
Compartir esta noticia

“Hoy la Procuraduría es una garantía en la Justicia Especial para la Paz, que será cada vez mayor porque le apostamos al éxito de esa jurisdicción”. “En 40 años, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha sido el ángel guardián de los derechos de las víctimas”. “La Corte IDH ha sido una piedra en el zapato para las tiranías de la región”. “Sus decisiones no han sido bienvenidas por quienes se lucran de la impunidad”.

 

El Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, pidió no ‘vulgarizar’ a la Justicia Especial para la Paz (JEP) en casos que no tienen nada que ver con el conflicto armado.

“Uno no puede utilizar a la Jurisdicción Especial para la Paz, como dicen aquí en Colombia, como ‘violín prestado’ para tratar de justificar cualquier tipo de actitudes que son absolutamente reprochables, y que se merecen todo el peso de la justicia ordinaria y no el de la JEP”.

Carrillo Flórez señaló que como Ministerio Público se ha solicitado a esta jurisdicción cerrar la puerta a quienes pretenden colarse, para recibir los beneficios de la JEP a los que no tendrían derecho.

“Uno no puede pensar que un feminicidio puede ser la justificación para llegar los beneficios de la Jurisdicción Especial para la Paz, y en eso vamos a ser sumamente estrictos. En el caso de la violencia contra los niños también hemos tratado de poner un filtro grandísimo”, agregó.

El jefe del órgano de control se refirió a la decisión del Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Cartagena de remitir el expediente de Enilce López a la JEP, e hizo un llamado a ser mucho más estrictos para establecer la relación de causalidad con el conflicto armado.

Carrillo Flórez resaltó el trabajo del Ministerio Público como garante de los derechos de las víctimas del conflicto en la JEP.

“Hoy la Procuraduría es una garantía en la Justicia Especial para la Paz, que será cada vez mayor, porque le apostamos al éxito de esa jurisdicción y no estamos dentro de quienes creen que es vulnerándola como le vamos a hacer un favor a la paz; sino que creemos exactamente todo lo contrario. Vamos a sacar pecho cuando mostremos las ejecutorias de la JEP como ha venido sucediendo en los pocos meses que lleva la jurisdicción funcionando. Estaremos vigilantes para que se respete su independencia”.

40 años de la Corte IDH

En la instalación del seminario “40 años de la Corte IDH y su impacto en Colombia”, el jefe del Ministerio Público resaltó el papel en América de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y aseguró que sus decisiones han sido no solo la guía para los estados, sino la esperanza para las víctimas, que hoy constituyen la razón de ser de la Justicia Especial para la Paz (JEP).

“La Corte ha sido una piedra en el zapato para las tiranías de la región, el ángel guardián de los derechos de las víctimas, sus decisiones no han sido bienvenidas por quienes se lucran de la impunidad, porque esta ha sido precisamente obsesión de esta corte y de este sistema”.

Señaló que la lucha de los magistrados del alto tribunal interamericano ha sido vital en la vigilancia, control y supervisión al cumplimiento por parte del Estado de las medidas impuestas por el sistema para garantizar la protección de derechos.

El jefe del órgano de control sostuvo que en lo últimos años la Procuraduría ha incrementado en un 205% el número de sanciones por violaciones a los derechos humanos y agregó que el 89% de ellas, fueron impuestas a miembros de la fuerza pública.

Al seminario asistieron  la ministra de Justicia, Gloria María Borrero; los presidentes de la Corte IDH, Eduardo Ferrer Mac-Gregor y de la Jurisdicción Especial para la Paz, Patricia Linares, y la decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de los Andes, Catalina Botero Marino.

Además, participaron en el panel “Una mirada desde la perspectiva de los Tribunales Colombianos sobre el impacto de las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, moderado por el juez de la Corte IDH, Humberto Sierra Porto, los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, Aroldo Quiroz, y de la Corte Constitucional, Gloria Stella Ortiz, y el exconsejero de Estado, Jaime Orlando Santofimio.

En el segundo panel denominado “Una mirada desde diferentes perspectivas sobre el impacto de las sentencias de la Corte Interamericana”, conversaron los profesores de la Universidad Nacional, Rodrigo Uprimny, y del Externado de Colombia, Jorge Ernesto Roa; la directora de la Maestría en Derecho Internacional de la Universidad de la Sabana,  María Carmelina Londoño; la vicepresidenta del Colectivo José Alvear Restrepo, Jomary Ortegón, y Xiomara Urán, víctima del caso Palacio de Justicia. Este espacio fue moderado por el juez de la Corte IDH, Patricio Pazmiño.

Finalmente, en el panel “Una mirada al deber especial de protección de defensores de derechos humanos, víctimas y líderes sociales”, moderado por el director Jurídico Corte IDH, Alexei Julio, debatieron los directores del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), Gisela de León, y de la Comisión Colombiana de Juristas, Gustavo Gallón, y el Procurador Delegado para Asuntos Étnicos, Richard Moreno.

Compartir esta noticia