Junior derrotó 4-1 al Medellín y está cada vez más cerca de la octava estrella

Dic 8 2018 10:33 pm 0
Compartir esta noticia

Atlético Junior se quedó este sábado 8 de diciembre, con el triunfo en el partido de ida de la gran final de la Liga II-2018, al superar 4-1 al Independiente Medellín en el estadio Metropolitano, de Barranquilla. El tiburón tuvo un segundo tiempo arrollador, donde consumió a su presa con puro fútbol y ahora ‘muerde’ la posibilidad de ser campeón de fin de año.

El primer tiempo se divide en los primeros 20 minutos a favor del Junior, que empezaron a convertir en figura a David González. Medellín tuvo dos jugadas en toda la primera etapa, pero las desperdició con Germán Cano, primero, y Brayan Castrillón, después.

El segundo tiempo del partido fue fundamental para el triunfo juniorista: desde el pitazo de Alexander Hinestroza para reanudar las acciones, el cuadro local mostró que quería despedazar a su rival; por eso le clavó los dientes y lo metió en su propio campo, tocándole la pelota, atacando por todos los sectores y presionándolo cuando intentaba tener la posesión.

A los 5 minutos, Jesús David Murillo rechazó y se quedó reclamando la falta; Junior se avivó y sacó de banda, el balón cayó al área y Jarlan Barrera se la dejó a Luis Díaz, quien de pierna derecha puso el 1-0.

La presión no bajó. Barrera se apropió de las acciones y se puso el equipo al hombro. A los 11, un tiro de esquina cobrado por el ‘10’ fue cabeceado en el primer palo por James Sánchez para apuntillar el 2-0.

Con un dominio clarísimo del Junior, el DIM trató de reaccionar desde el banquillo técnico. Octavio Zambrano sacó a Brayan Castrillón (17 ST), un volante de marca, para enviar a Leonardo Castro; cambio arriesgado, pero a los 21 parecía darle resultado, pues Germán Cano logró el 2-1 para acortar distancias. En el poderoso se ilusionaban con corregir para ir por la igualada.

Aunque hubo unos minutos de dominio compartido, DIM no lograba ser fuerte en la mitad del campo para crear posibilidades de gol. Junior cada vez que quiso desequilibró, pero tampoco era profundo para anotar el tercero.

A los 36, aparecieron los errores en la entrega del poderoso. Larry Angulo, ante la presión de Jarlan, quiso devolver un balón y terminó habilitando a Teófilo Gutiérrez; el atacante tuvo tiempo para entrar al área, perfilarse y acomodar el balón por debajo de David González para el 3-1.

Y a los 43 el que falló fue Jesús Murillo, quien tras un centro de derecha quiso despejar pero se la dejó servida a Marlon Piedrahita, quien solo tuvo que rematar, casi a quemarropa, para sellar el triunfazo juniorista 4-1.

Compartir esta noticia