Cinco recomendaciones para cuidar a los niños en las redes sociales

Dic 27 2018 09:32 am 0
Compartir esta noticia

Los papás deben conocer lo que pasa en las redes sociales, aprender a manejarlas e incluirlas como tema de conversación en familia. Según Rolando Salazar Sarmiento, Decano de la Facultad Psicología de la Fundación Universitaria Sanitas. “En el mundo actual, en donde la tecnología ha revolucionado el mundo y principalmente las relaciones humanas, es necesario que los padres conozcan la dinámica de las redes sociales para proteger a sus hijos y, sobre todo, enseñarles a prevenir e identificar los peligros de la red”.

En muchas ocasiones los padres se excusan en la falta de conocimiento en este tipo de herramientas y además, lo encuentran como una actividad esencial y necesaria para los niños, por el solo hecho de que sus amigos o compañeros de colegio lo hacen. A continuación, cinco consejos para cuidar a los niños y adolescentes en las redes sociales.

1.       Conocer las redes: Como primer paso para ayudar a proteger a sus hijos de los riesgos en las redes sociales, los padres deben conocer cómo funcionan las que utilizan los menores de edad y qué opciones ofrecen. Según estudios recientes, en Colombia, las redes sociales más utilizadas por jóvenes y niños son, en su orden, YouTube, Instagram, Whatsapp, Snapchat y Facebook.

2.       Establecer edades y horarios: Los padres deben fijar tiempos para el uso de los dispositivos. La academia de Pediatría de los Estados Unidos establece que antes de los dos años, ningún niño debe exponerse a pantallas, tan solo deberían ser bienvenidas para la interacción humana, como la que sucede en una videollamada. Las tabletas y los celulares no son juguetes apropiados para los bebés porque pueden afectar su desarrollo.

Entre los dos y los cinco años de edad, los niños deben usar pantallas, en total, máximo una hora al día, entendiendo por pantallas, los celulares, las tabletas, la televisión, el computador, entre otros. Según el doctor Salazar, durante la infancia el computador debe ser de uso familiar y estar ubicado en un lugar común, no en las habitaciones de los hijos.

En cuanto a los jóvenes, un menor de 14 años no debería tener teléfono móvil con plan de datos. Antes de esa edad, tan solo necesitan un aparato para comunicarse por llamada y no para usar redes sociales ni navegar en internet.

Es muy importante que los padres se preocupen por que sus hijos tengan actividades reales, que no todas sus interacciones sean digitales. Deben procurar que jueguen al aire libre, que se vean con sus amigos y familiares, que hagan deporte y que tengan pasatiempos.

3.       Enseñarles el alcance de las redes: el primer paso es hacerles entender que todo lo que publican en redes afecta a otros. Siempre deben tener en cuenta que al otro lado de la pantalla hay seres humanos. Es lo mismo comunicarse con alguien en una red social que personalmente.

La segunda lección es que nunca deben aceptar como contacto a alguien que no conozcan por fuera del mundo digital. Esto aplica, sobre todo, para Facebook y Whatsapp. Tampoco deben formar parte de grupos cerrados en las redes; por ejemplo, si se crea un grupo de Whatsapp con amigos, pero también hay personas que los niños no conocen, es muy importante eliminar el grupo y abrir otro solo con contactos conocidos.

En el caso de YouTube, es necesario explicarle a los niños que cualquier transmisión que haga le va a llegar a una gran cantidad de personas que ellos no conocen. Antes de cualquier interacción, deben saber que ellos no tienen control total sobre quiénes verán el contenido que publican.

En cuanto a las imágenes, la mejor medida para saber si una foto debe ser compartida en las redes sociales es preguntarse si esa imagen puede ser vista por cualquier persona conocida o desconocida en este momento o en unos cuantos años. Si la respuesta es negativa, dicha imagen no debería ser publicada. Es importante que los niños memoricen la siguiente frase: “Las mejores selfies se toman con la ropa puesta”.

 

4.       Conocer opciones de privacidad: parte del trabajo que los padres deben hacer, es enseñarle a los hijos que ellos también son responsables del manejo de sus redes y que tienen herramientas para protegerse.

Las redes sociales permiten que los usuarios establezcan su confidencialidad, y los chicos deben aprender a administrarla para que decidan quiénes pueden  ver o no sus contenidos.

El ciberacoso va en aumento, por eso es importante que los menores sepan que las redes tienen mecanismos para proteger a los usuarios. En Facebook, Instagram y Twitter, se puede silenciar una conversación, bloquear personas y reportar hechos incomodos o irregulares. Usualmente estas opciones están en unos puntos pequeños o unas flechas que aparecen en la parte superior derecha de las publicaciones.

5.       Denunciar: los padres y niños pueden denunciar comportamientos en redes sociales que violan la legislación colombiana. Por ejemplo, pueden denunciar a un adulto que les hable a menores en tono sexual, a las personas que sin conocer a los menores en la vida real les propongan un encuentro personal y a quienes compartan contenido de tipo sexual. Las denuncias de pueden realizar por medio del CAI virtual de la Policía Nacional o por medio de la aplicación de la Fiscalía llamada ´Adenunciar´.

Y siempre, siempre, los niños y adolescentes deben tener la certeza de que sus papás los van a apoyar si en las redes sociales sucede algo que no les gusta. La comunicación que exista entre padres e hijos es definitiva, por esta razón es importante crear la confianza necesaria con ellos para que consulten con sus padres si algo les inquieta.

Compartir esta noticia