Por narcotráfico capturan a cantante vallenato ‘Junior’ Martínez, en Bogotá

Ene 11 2019 07:18 am 0
Compartir esta noticia

La Policía Nacional, a través de la Dirección de Antinarcóticos, en un trabajo investigativo en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, logró desmantelar una red narcotraficantes dedicada al envío de alcaloides, usando como plataforma el aeropuerto internacional El Dorado de Bogotá. En la operación se capturaron a los seis integrantes de la red.

El artista identificado como Humberto Martínez truncó su carrera cuando se involucró en el negocio criminal del narcotráfico, su música había pasado las fronteras, sus giras por el antiguo continente le permitieron no solo conocer de su cultura, sino hacerse de nuevos amigos con quienes adelantó negocios ilícitos relacionados con el narcotráfico, de acuerdo a las investigaciones adelantadas.

Su hermano, apoderado, manager y a la vez abogado, también fue capturado en un barrio del occidente de Bogotá, viajaba en su correría por Europa, en cada ciudad donde presentaba su música, aprovechaba para contactar a traficantes locales para establecer nuevas rutas en el envío de sustancias alucinógenas, el modus operandi consistía en armar un directorio de compradores de alcaloides para incluirlos en una agenda conocida por las autoridades como “Mezcladores del vallenato”, más de 100 personas se conectaban a diario para determinar la compra y venta de la sustancia.

El artista delegaba esta función a su hermano quien se encargaba del manejo de las presentaciones, cuando el show iniciaba, su apoderado contactaba a traficantes locales para establecer una sociedad criminal.

“El señor de la plata” un discreto comerciante de San Andresito financiaba al cantante, aportaba gruesas sumas de dinero para adquirir el alcaloide, este individuo fue sorprendido por las autoridades cuando le notificaron una orden de captura que lo vinculaba a la red narcotraficante; al mismo tiempo los policías antinarcóticos buscaban en un barrio al norte de Bogotá a “Desesperado” o “El señor de los cheques”, como se le conocía a Orlando Ramírez, quien se encargaba de financiar la compra de alucinógenos y contactar a funcionarios de las empresas de envíos para facilitar el ingreso de la droga al aeropuerto el Dorado.

Junto a “Desesperado” fue capturado su hijo “Cabeza de taimer” o Steven Ramírez, quien conducía los vehículos con las encomiendas listas para matricular en las oficinas de envíos, para desviar el curso de las investigaciones, los hacía en diferentes localidades de la capital colombiana.

“El señor de la pintura” así lo identificaron las autoridades, porque se encargaba de preparar las artesanías que contaminaba con el alcaloide, posteriormente las pintaba y decoraba para enviar a Holanda y Alemania. Todos los integrantes de la organización tenían participación directa en el tráfico de alcaloides, con frecuencia se reunían en una taberna en donde “La revelación vallenata” amenizaba la reunión con sus interpretaciones, allí no solo repartían las ganancias obtenidas a través de este negocio criminal, sino que determinaban nuevas rutas a través de las giras del artista.

“Las investigaciones continúan, el apoyo interagencial nos permitirá dar con la captura de los enlaces criminales de esta red en Europa, el propósito es fracturar las fuentes de financiamiento de las organizaciones narcotraficantes, el trabajo es permanente y no descansaremos, la lucha contra el fenómeno del narcotráfico es contundente” enfatizó el director de la Policía Antinarcóticos general Fabián Laurence Cárdenas Leonel.

Este importante resultado contra el narcotráfico, en el marco de La Estrategia de Intervención Integral Contra El Narcotráfico, contemplada en el Plan estratégico Institucional  ¨Colombia Bicentenaria¨, Seguridad con Legalidad, más cerca del ciudadano, que compila la política antidrogas del Gobierno Nacional y los alcances del Proceso de Modernización y Transformación Institucional (MTI), hoja de ruta con visión 2030 que busca entregarle al país policías más humanos, íntegros, disciplinados, innovadores y efectivos en su gestión; policías más cercas del ciudadano.

Compartir esta noticia