Alerta en EE. UU. por la ola polar más fría en los últimos 30 años

Ene 31 2019 07:13 am 0
Compartir esta noticia

El norte de Estados Unidos se ve afectado por una peligrosa ola polar que este martes llegó a temperaturas de -50 grados centígrados, obligando a declarar emergencia en algunas regiones y provocando el cierre de escuelas, oficinas del gobierno y negocios y la cancelación de más de 1.600 vuelos comerciales.

En casi una decena de estados los pronósticos anuncian las temperaturas más bajas en una generación, que incluso podrían establecer nuevos récords. Según el Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés), el termómetro del aeropuerto de Minneapolis-Saint Paul marcó -32 grados Celsius.

Una masa de aire ártico se desprendió del vórtice polar que habitualmente rodea al Polo Norte, provocando la ola polar. “Una masa de aire frío récord seguirá ingresando al centro y norte de Estados Unidos, extendiéndose a la costa este el martes”, dijo la NWS.

Michigan y Wisconsin declararon la emergencia ante el avance de las temperaturas glaciares. Las autoridades pidieron a la población que intente quedarse en su casa este miércoles, cuando se espera que las temperaturas sean aún más bajas.

Numerosas escuelas, negocios y agencias gubernamentales anunciaron su cierre en múltiples estados. “La gente expuesta al frío extremo puede congelarse en cuestión de minutos”, advirtió el NWS. En Minneapolis, Minnesota, las autoridades han abierto refugios de emergencia en edificios públicos y bibliotecas, mientras que los pasajeros de autobuses y trenes podrán mantenerse dentro para calentarse.

El presidente del país, Donald Trump, aprovechó la ocasión para expresar su escepticismo con el calentamiento global. “Qué diablos está pasando con el calentamiento global? Por favor vuelve rápido, te necesitamos!”.

“Las tormentas invernales no prueban que el calentamiento global no esté ocurriendo”, tuiteó la Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA), que está a cargo del servicio meteorológico, junto a un dibujo que ilustra que el aumento de las temperaturas de los océanos fueron precisamente responsables de estos episodios de frío extremo.

Los científicos consideran que el cambio climático está causando temperaturas extremas. Una teoría es que las corrientes de aire ártico que habitualmente circundan el Polo Norte se debilitaron y se movilizan hacia el norte o el sur debido al calentamiento global.

Compartir esta noticia