Óscar Julián Ruiz ya había sido denunciado por acoso sexual

Mar 13 2019 01:29 pm 0
Compartir esta noticia

La denuncia del exárbitro Hárold Perilla por acoso sexual y laboral en la Fiscalía General de la Nación no es la primera que recibe el exjuez internacional Óscar Julián Ruiz, actual instructor de la Confederación Suramericana de Fútbol y quien aún es considerado como el juez más importante de balompié en la historia del país.

En enero del 2012, Ruiz, quien por ese entonces era miembro de la Comisión Arbitral de la Fifa, fue denunciado penalmente por el árbitro Mauricio Sánchez Carvajal,quien aseguró en su momento un supuesto acoso ocurrió dos años antes en Villavicencio, cuando Ruiz lo invitó a su casa., cuando fue a realizar un trabajo como mecánico.

“En la casa de Óscar Julián hay tres habitaciones. En una de ellas se quedó mi compañero de trabajo, en la otra había una cama desarmada, y en la alcoba principal estaba él (Ruiz). Me dijo que durmiera tranquilo”, relató el denunciante.
Ruiz presentó una contrademanda contra Sánchez por injuria, calumnia y falsa denuncia.

Caber recordar que Ruiz es abogado, profesor universitario, fue árbitro de fútbol desde 1992 a 2010 y es instructor de la Conmebol.

Ruiz, nacido en Villavicencio hace 49 años, es el árbitro que más partidos ha pitado en la Copa Libertadores de América y también es el juez que más partidos internacionales ha dirigido en Sudamérica y fue escogido por la Federación de Historia y Estadística del Fútbol como el mejor del mundo 2010.

Dos años antes

En el 2010, el juez Jorge Hernán Hoyos dijo en declaraciones públicas, que a él lo habían sacado del arbitraje porque en Colombia ese gremio estaba manejado por homosexuales. Ese episodio se conoció en la prensa como el de la ‘Jaula de las locas’, pues se esparció la versión de que los árbitros hicieron una fiesta en la que se disfrazaron de mujeres.

En agosto de ese 2010, Ruiz dijo que esa acusación era el producto de una lucha de poder en el fútbol en ese momento.

“Hoy (agosto del 2010), hay viudas del poder. Desde que entró el doctor Luis Bedoya como presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, las cosas han tratado de ser ecuánimes y más que derechas. Yo le pediría a Hoyos no solo respeto en el arbitraje, sino en todos los estamentos. Por una condición sexual no se puede discriminar a nadie. ¿Acaso eso es una enfermedad?”, dijo.

Ruiz se refería a que, en ese 2010, la Comisión Arbitral y el arbitraje en general pasó a control de la Federación de Fútbol y dejó de depender del fútbol aficionado (Difútbol) ya que los colegios arbitrales reportaban a las ligas departamentales. Cabe recordar que la Difútbol estaba (y aún está) presidida por Álvaro González Alzate, además actual segundo vicepresidente de la Federación.

En su momento, González Alzate dijo una de sus famosas frases. “En mi concepto, puedo decir que el homosexualismo es una enfermedad muy contagiosa” para luego agregar: “Uno de los primeros requisitos que se tiene para llegar a las altas esferas del arbitraje colombiano es ser homosexual, y eso sí me parece muy grave”.

Ante eso, Ruiz aseguró que González debía presentar pruebas de sus afirmaciones.

En el caso de Perilla, el instructor dijo que se trata de “una vil patraña, una coartada”. “Dios los perdone y a los que están detrás de ellos, también”, escribió.

Compartir esta noticia