Jhon Viáfara, el campeón de la Libertadores, a un paso de la extradición

Mar 20 2019 06:24 pm 0
Compartir esta noticia

Jhon Eduis Viáfara Mina dejó marcada su impronta en el fútbol colombiano al ser el artífice del gol del Once Caldas que abrió el camino hacia el título de la Copa Libertadores de América, el primero de julio de 2004.

Esa noche, en el estadio Palogrande de Manizales, el espigado volante de marca remató de larga distancia y su zapatazo no solo golpeó las piolas de la portería sino que venció al golero Roberto Abondanzieri, abrió el marcador y puso a celebrar a la afición del equipo albo y a toda Colombia.

El partido frente a Boca Junior de Argentina finalizó 1-1, lo que obligó a los lanzamientos desde el punto penal, con la fortuna para el equipo colombiano que mediante la definición alcanzó el trofeo continental.

Ese instante de gloria nadie se la quitará a Viáfara y a todo el plantel el Once Caldas, en ese entonces dirigido por el entrenador Luis Fernando Montoya, pero los años pasaron y tras haber coronado la cima de la fama, el exjugador está ahora a punto de caer a un abismo, pues podría ser extraditado a Estados Unidos.

Viáfara, quien se vio envuelto en febrero pasado en un grave accidente de tránsito en la vía Jamundí-Cali, en el cual su auto fue declarado como pérdida total, fue capturado este lunes en la capital del Valle del Cauca. La Fiscalía confirmó que recibió una solicitud de extradición en contra del exfutbolista.

El exjugador de la selección Colombia tiene un requerimiento de la justicia norteamericana, por hechos que habrían ocurrido entre el 2010 y 2018.

Lo señalan por el envío de cocaína a los Estados Unidos.

El reporte en la solicitud de extradición resume tráfico de drogas a través de lanchas Go Fast y sumergibles que llegaban a Centroamérica. De allí la droga era trasladada a las calles norteamericanas.

Una corte del Estado de Texas hizo el requerimiento a la Fiscalía colombiana y añadió que el exfutbolista trabajaba para el Clan del Golfo y participaba de manera activa en el tráfico de drogas.

Viáfara, en las canchas

El deportista, nacido en Robles, cerca a Jamundí, el 27 de octubre de 1978 (40 años), comenzó su carrera en el Deportivo Pasto en 1998, con el cual conquistó el ascenso a primera división, allí jugó 44 partidos y logró anotar 2 goles; en el 2000 llegó al América de Cali, con el cual se coronó campeón de liga en ese mismo año.

Dos años después fue transferido al Once Caldas, equipo con el cual se coronó campeón de la Copa Libertadores en 2004.

Ese gran éxito con el equipo de Manizales lo proyecto hacia el fútbol del exterior y sus derechos fueron vendidos al Portsmouth de Inglaterra (2005-2006), donde no alcanzó un buen desempeño. De allí pasó al Real Sociedad de España y luego volvió al fútbol inglés, donde estuvo algún tiempo con el Southampton, equipo en el cual tampoco logró brillar.

En 2008 regresó a Colombia, en 2009 volvió al Once Caldas, con el que fue campeón, y luego vistió las camisetas de La Equidad, Junior, Deportivo Pereira, Medellín, Deportivo Cali (campeón de la Superliga 2014) y Águilas Doradas, donde se retiró en el 2015.

Viáfara también hizo parte de la selección de Colombia de mayores. Estuvo en la Copa América de Perú 2004 y en la de Venezuela 2007. Tras su retiro de las canchas protagonizó reiterados incidentes. En 2011 fue capturado tras estrellarse mientras conducía en estado de embriaguez.

El vallecaucano siempre se distinguió por ser un jugador recio, con buena marca, con destacado juego aéreo y, sobre todo, de gran pegada de larga distancia.

Era un jugador líder en el medio campo, con voz de mando y quizá su mayor frustración fue no haber brillado en el fútbol europeo. Sus compañeros de equipo y técnicos siempre vieron en él a una persona seria, trabajadora y muy profesional en la cancha.

Viáfara y los otros capturados en el operativo efectuado en Cali serán trasladados a Bogotá y permanecerá en el pabellón de extraditables de la cárcel Picota.

Compartir esta noticia