Al menos 2,8 millones de afectados por ciclón en sur de África, según la ONU

Mar 22 2019 06:27 am 0
Compartir esta noticia

El ciclón Idai, que ha devastado poblaciones enteras a su paso por Mozambique, Malawi y Zimbabue, ha dejado cerca de 2,8 millones de afectados, según los cálculos que publicó el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas.

Entre los afectados, al menos 200.000 necesitan ayuda urgente en Zimbabue y otros 920.000 requieren asistencia Malawi, mientras que en Mozambique el PMA maneja la cifra de 600.000 damnificados, pero prevé que se elevará a 1,7 millones en las zonas arrasadas por las inundaciones.

El portavoz del PMA en Ginebra, Herve Verhoosel, destacó que la situación es especialmente grave en el distrito Chimanimani, al este de Zimbabue, donde el 90 por ciento de la población ha sufrido “significativos daños” y es una de las principales áreas afectadas por el paso del ciclón.

“La situación podría deteriorarse, y se espera que el número de afectados se incremente dado que las lluvias torrenciales continuarán hasta el día de hoy”, subrayó Verhoosel en la rueda de prensa.

En Mozambique, país que se ha declarado en estado de emergencia por primera vez desde su independencia hace más de 40 años, el PMA estima que al menos 400.000 personas necesitan ayuda alimentaria urgente en las regiones aledañas a los ríos Pungoe y Buzi que permanecen inundadas, así como en la ciudad de Beira, donde vive alrededor de medio millón de personas y quedó destruida en un 90 por ciento.

En este país, varios sobrevivientes han sido evacuados a campamentos provisionales, mientras que unas 100.000 personas permanecen aisladas en zonas de la provincia de Manica -muchas viviendo en lo alto de tejados durante días-, señaló el portavoz del PMA. Además, la UNICEF informó que “alrededor de 1 millón de niños en la zona están afectados y en riesgo”.

Por ahora, la ONU no maneja una cifra exacta de víctimas mortales por el ciclón, dado que muchas de las áreas más afectadas siguen siendo inaccesibles, pero las autoridades nacionales hablan de al menos 350 muertos y, según el presidente de Mozambique Filipe Nyusi, sólo en su país se podría superar el millar de fallecidos.

Verhoosel añadió que Zimbabue requerirá cerca de cinco millones de dólares para financiar asistencia alimentaria a la población más afectada, mientras que en Malawi se calcula la necesidad de más de diez millones de dólares en provisiones.

En cuanto a Mozambique, las Naciones Unidas calculó que se necesitaría una inversión de 42 millones de dólares para proveer ayuda humanitaria a corto plazo, cifra que Verhoosel elevó a más de 121 millones de dólares, pues señala que los desastres provocarán escasez durante los próximos seis meses.

Compartir esta noticia