Gobernación investiga muerte de 25 terneros en Villa Juana, Manatí

Mar 22 2019 07:09 am 0
Compartir esta noticia

El secretario de Desarrollo Económico, Anatolio Santos, lideró una jornada de trabajo, junto con delegados del ICA, CRA y Aunap, para esclarecer las causas del siniestro. Resultados se conocerán en un plazo no menor de 72 horas.

 

Con el objetivo de esclarecer los motivos que produjeron la muerte de 25 terneros en un predio localizado en el corregimiento Villa Juana (Manatí), el secretario de Desarrollo Económico departamental, Anatolio Santos, encabezó una jornada de inspección en la que participaron el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA) y la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap).

Santos declaró que solo cuando se obtengan los resultados de las pruebas de laboratorio la Gobernación del Atlántico procederá a tomar las medidas pertinentes.

“Lo que nos dicen los expertos, a priori, es que hay un alto grado de toxicidad por unas algas presentes en la superficie del embalse del Guájaro. Su consumo desmedido hace que los terneros sufran de timpanismo (alteración digestiva en la que no se pueden desalojar los gases producidos en el rumen, acumulándose hasta llegar a producir una distensión considerable de las paredes ruminales)”.

El funcionario también expresó que, según opiniones de los técnicos de las tres entidades, el agua del ecosistema es apta para el sector agropecuario y agrícola, lo que da un parte de tranquilidad a pescadores y habitantes del entorno del embalse.

En el predio, propiedad de Juan Cuentas, funcionarios de estas entidades tomaron muestras sanguíneas de los bovinos fenecidos, del agua del embalse del Guájaro y del material vegetal presente en la represa. Las muestras, cuyos resultados de laboratorio se conocerán en un plazo no menor de 72 horas, serán analizadas para determinar si realmente provocaron la muerte de los animales.

El director regional del ICA, Rafael Fontalvo, manifestó que la entidad fue notificada del siniestro por habitantes del sector, por lo que acudieron con un equipo de médicos veterinarios para atender la  emergencia. “Por la experiencia de nuestro cuerpo de profesionales, consideramos que la causa de la muerte no ha sido por enfermedad de brucelosis”.

Dijo, además, que tomaron muestras sanguíneas de los ejemplares bovinos muertos para establecer, por medio de exámenes de laboratorio, las causas del lamentable episodio. “Vamos a continuar con el proceso a través de las pruebas de laboratorio y debemos esperar 72 horas para obtener el diagnóstico”.

Aunque en el lugar no se hallaron peces muertos, Fontalvo aclaró que, por tratarse de un caso infrecuente, también someterán a pruebas el agua del embalse. Será en los laboratorios del ICA, en Bogotá, donde se diagnostiquen los posibles niveles de partículas contaminantes.

Luego de recorrer el cuerpo acuático, la bióloga de la CRA, Ayari Rojano, manifestó que, en el marco de los estudios que efectuará la corporación, las variables que se evaluarán son oxígeno disuelto, potencial de Hidrógeno (pH), nitrógeno, nitrito, nitrato, fósforo, plaguicidas y, principalmente, fitoplancton, para establecer si hay algún tipo de cianobacteria, que son las tóxicas para los organismos.

“Hemos tomado muestras en tres puntos diferentes, la intención es ver lo que está pasando tanto en la orilla como en el gradiente; es decir, ver hasta dónde se extiende el afloramiento de algas. Por lo general, los florecimientos algales ocurren por un desequilibrio entre fósforo y nitrógeno, los nutrientes en el agua. Esto es un proceso natural y, además, tenemos la incidencia de los vientos. No se trata de contaminación”.

La funcionaria indicó que los vientos, mecánicamente, están llevando las algas hacia la ensenada. Por la forma física del terreno, los organismos protistas se están concentrando en un mismo punto.

Compartir esta noticia