Indagan sobre muerte de estudiante de Univalle que iba a participar en minga

Mar 24 2019 08:36 am 0
Compartir esta noticia

La familia de Jhonathan Eduardo Landines, quien sería una de las ocho víctimas de la explosión ocurrida el jueves pasado en un resguardo en zona rural de Dagua, señaló que este estudiante de último semestre de arquitectura en la Universidad del Valle era una persona comprometida con sus estudios y con trabajos comunitarios. A su vez, rechazaron señalamientos hechos por el Gobierno sobre una presunta manipulación de explosivos como causa del estallido.

En la sede del Instituto Nacional de Medicina Legal, en Cali, a donde llegaron los ocho cuerpos por la detonación en esta región del suroccidente vallecaucano, los mismos familiares de Landines reconocen no entender por qué sucedió la tragedia. Esta posición coincide con la de miembros de la corporación Nasa Kiwi, en La Delfina de Buenaventura, cercana a la vereda Las Juntas en el corregimiento Cisneros de Dagua.

En el lugar, unos 5.000 indígenas planean congregarse este domingo en una movilización, en inmediaciones a la vía que comunica Buenaventura con Cali, en apoyo a la minga indígena que desde hace dos semanas se viene realizando. Ellos le reclaman al Gobierno el cumplimiento de acuerdos en materia social educación, salud, empleo, además del manejo y tenencia de tierras.

Según compañeros del estudiante, que el viernes hicieron un plantón cerca de Univalle, Jhonatan iba a participar en la movilización de este domingo porque “era una persona que rechazaba las injusticias contra comunidades como los indígenas”.

Al igual que la familia, compañeros y allegados manifestaron que él venía trabajando en labores comunitarias. Sostuvieron que tenía interés en actividades de la minga en Cauca y fue víctima de un atentado en esa zona de Dagua.

“Jhonathan era un buen hijo, un buen hermano y un buen nieto”, dijo una de las familiares.

Indígenas del resguardo en La Delfina rechazaron las declaraciones del ministro de Defensa, Guillermo Botero, en el sentido de que la tragedia habría obedecido a una supuesta manipulación de explosivos.

La gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, indicó que desde su despacho están brindando total respaldo a las investigaciones de los hechos.

Además, dijo que la guardia indígena señaló su voluntad de no afectar la movilidad en la carretera por la movilización de este domingo.

“Ellos ratifican su voluntad para que la concentración sea pacífica, sin el taponamiento de la vía, y debe haber respeto entre la policía y los manifestantes”, dijo la gobernadora Toro.

Confirman la identidad de siete cuerpos

Medicina Legal informó este sábado que siete de los ocho cuerpos hallados tras la explosión registrada el pasado 21 de marzo en la vereda Juntas de Cisneros, en Dagua, fueron plenamente identificados.

Los cuerpos identificados tras la explosión registrada en una vivienda de la zona corresponden a Carlos Tunay Toquicama, de 23 años; Juan Carlos Nequirucama Guaugareve, de 19; Rivaldo Aldaír Ciegamo Saigama, de 20; Yeison Hernández Sanabria, de 29; Ferney Darío Ramos Machín, de 36; Felipe Guetia Osnas, de 30, e Iván Yonda Casamachín, de 32 años.

Mientras continúan las labores de identificación que tienen lugar en Cali, el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, pidió a las autoridades el pronto esclarecimiento de este trágico hecho que enluta a los vallecaucanos.

Compartir esta noticia