Ataque de sicarios deja un muerto y dos heridos, en el barrio Santa María

Jun 24 2019 09:52 am 0
Compartir esta noticia

La drogadicción era el único problema que, según los familiares, afectaba a Brayan Andrés Vega Palencia, 18 años, la única víctima mortal de una balacera que se formó a las 9:00 de la noche del pasado sábado en la carrera 10 sur con calle 80, barrio Santa María, en Barranquilla.

Jackeline Palacios, mamá de Brayan, contó que una hora antes del asesinato su hijo se bañó y alistó para salir, antes le hizo un pedido que nunca le había hecho: que le alistara una muda de ropa que ella le había comprado recientemente.

Así, vestido con una camisa de jean, una bermuda también de jean y tenis blancos, Brayan salió a cumplir la cita con la muerte en esa esquina ubicada a menos de 100 metros de su casa.

El reporte de la Policía indica que varios jóvenes estaban reunidos en la esquina y de repente pasaron dos sujetos que se movilizaban en motocicleta AX, color negro, sin más características, y el parrillero disparó contra el grupo sin mediar palabra.

Brayan fue impactado en el pecho y estómago y murió en el Paso Santa María, cuando trataban de operarlo de emergencia.

En la balacera quedaron heridos: Cristian José Rodríguez Rojas, 18 años, con un rozón de bala en el tórax. Está internado en el Paso Santa María.

Y Diana Carolina Lozada Fontalvo, 26 años, quien tiene una herida en el glúteo derecho, y también está en el Paso Santa María.

Había salido de rehabilitación. Jackeline Palacios, mamá de Brayan, relató que su hijo (el segundo de los cuatro que tiene) salió de una fundación que lo rehabilitó del vicio de la droga en noviembre del año pasado y desde entonces se ganaba la vida vendiendo pollo y carne a domicilio.

“El no le hacía daño a nadie, su único problema era la maldita droga, pero no se dedicaba a la delincuencia ni nada de eso, era muy servicial, ayudaba mucho a la gente por acá”, explicó Jackeline.

La mamá también negó que Brayan estuviera vinculado con grupos de pandillas o tuviera problemas o amenazas; sin embargo, una venganza entre miembros de estos grupos es una de las hipótesis más fuertes que investiga la Policía con relación al homicidio de Brayan Andrés Vega Palencia.

Compartir esta noticia