Cierran 11 droguerías en Atlántico por no cumplir con requisitos de ley

Jul 22 2019 11:09 am 0
Compartir esta noticia

La estrategia de Semaforización de la Secretaría de Salud departamental busca incentivar a los droguistas a ajustarse a la normatividad vigente, brindando a los consumidores seguridad al momento de adquirir los medicamentos.

La Secretaría de Salud avanza en su estrategia de Semaforización, que busca incentivar a los droguistas de los 22 municipios del Atlántico a ajustarse a la normatividad  vigente, informando a la comunidad las condiciones en las que se encuentran las droguerías para brindarles seguridad al momento de adquirir los medicamentos.

“Con esta estrategia hemos logrado que las droguerías busquen cumplir con lo establecido en el marco normativo legal vigente, a fin de conseguir el sticker color verde que arroja como concepto favorable, y poder darle tranquilidad, seguridad y confianza  a sus clientes que están adquiriendo medicamentos en un lugar vigilado, teniendo la información visible del estado de la droguería en cuanto a cumplimiento de las normas”, explicó la subsecretaria de Salud Pública, Arilis Ruiz.

En la actualidad existen 673 droguerías o farmacias en el departamento, de las cuales  44.1 % están en verde, 38 % en amarillo, 17.8 % en rojo, y 11 establecimientos se han cerrado en lo corrido del año 2019.

La semaforización entrega a las droguerías conceptos de su estado de cumplimiento de normatividad, representado en stickers con colores que se dejan visibles a la comunidad:

* El sticker rojo representa a las droguerías que se encuentran en proceso de investigación administrativa por no cumplir con todas las exigencias de ley.

* El sticker amarillo es para las droguerías que tienen pendientes requisitos mínimos por cumplir, pero que no afectan la calidad de los medicamentos, y su concepto técnico es favorable con requerimientos.

* El sticker verde se entrega a las droguerías que cumplen con todo lo exigido en la normatividad vigente, y su concepto es favorable.

“Las visitas se realizan durante todo el año por parte de personal especializado de la Secretaría de Salud, quienes hacen la inspección del establecimiento con presencia del representante legal o director técnico de la droguería, ya sea un expendedor de drogas, regente de farmacia o químico farmacéutico”, agregó la subsecretaria de Salud Pública.

El grupo de inspección, vigilancia y control de la subsecretaría de salud pública está conformado por cuatro químicos farmacéuticos y un tecnólogo en regencia de farmacia, los cuales son responsables de realizar las visitas y asistencia técnica a las droguerías del Departamento.

Claudia Téllez, químico farmacéutico del programa de inspección, vigilancia y control de medicamentos, explicó que en la visita se llena un acta pormenorizada de las condiciones de los hallazgos encontrados, de acuerdo a la normatividad vigente que aplica al establecimiento.

“Revisamos el recurso humano de la droguería; las condiciones de almacenamiento de los medicamentos y los dispositivos médicos, verificando, por ejemplo, la temperatura ambiente y de equipos de los refrigeración; la forma como se llevan a cabo los procesos de la droguería y los procedimientos; los registros y documentación; las condiciones de infraestructura y dotación, los equipos utilizados, entre otros aspectos inherentes a la actividad diaria del establecimiento”, dijo.

Para Julián Arciniegas, propietario de la droguería La Principal, del barrio los Almendros de Soledad, la inspección y vigilancia que la Gobernación del Atlántico realiza a las droguerías  incentiva en ellos el cumplimiento de las normas para generar confianza en la comunidad.

“Nos revisan los procesos que hacemos en nuestra actividad diaria, las fechas se vencimiento de los medicamentos, el estado sanitario de la droguería y muchas otras cosas. Esto brinda seguridad a los clientes que van a encontrar drogas y dispositivos en buen estado”, señaló.

Enfatizó que estar al día con todas las normas se garantiza un servicio correcto a la comunidad. “Gracias a la semaforización las personas pueden saber si la droguería cumple o no con los requerimientos, y el tener el sticker verde visible al público da seguridad a los clientes que el establecimiento está siendo vigilado y cumple con lo establecido por la ley, es un aval de lo que hacemos.

Y agregó: “gracias a este programa de la subsecretaría de Salud Pública nos hemos esforzado y hecho desde el inicio los ajustes necesarios que nos exigen en cuanto a organización de los procesos, la documentación que llevamos, y por esto hemos podido mantener el concepto favorable que representa el sticker verde de la semaforización”.

Compartir esta noticia