Las fotos con las que acusan a Juan Guiadó de tener vínculos con paramilitares

Sep 12 2019 03:03 pm 0
Compartir esta noticia

El presidente de la chavista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, Diosdado Cabello, acusó al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, de estar vinculado a miembros del grupo criminal colombiano “Los Rastrojos” al mostrar unas fotografías del opositor con el que, dijo, es el “número dos” de esa banda.

Durante su programa “Con el mazo Dando”, transmitido por el canal estatal VTV, Cabello mostró fotos de Guaidó con un supuesto “paraco” que no identificó y posteriormente con “Jhon Jairo (…) número dos de los rastrojos”.

“Eso es lo que ellos defienden, este es el segundo de Los Rastrojos, amigo retratado aquí con Juanito alimaña, de una banda de paramilitares que opera en la frontera”, continuó Cabello mientras sostenía las fotografías en su mano.

Este jueves en la página web del programa de Cabello, señaló que el otro sujeto con el que Guaidó se retrató es Alberto Lobo Quintero.

“Los Rastrojos” es una banda criminal colombiana heredada del paramilitarismo que, según el Gobierno de Nicolás Maduro, tiene presencia en la extensa frontera que comparten Venezuela y Colombia.

Según el Ejecutivo de Maduro, las autoridades venezolanas han atrapado a varios de sus integrantes en los últimos años durante operativos de seguridad.

La acusación de Cabello vino tras las constantes denuncias de la oposición venezolana que sostiene que Maduro protege a miembros de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) y disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Según la oposición, liderada por Guaidó, Maduro financia a estos grupos que, aseguran, se mueven libremente por el territorio venezolano.

El líder opositor, que todavía no ha reaccionado a la acusación de Cabello, ha señalado, incluso, que de “prolongarse mucho la estadía de Maduro” en la Presidencia, la región latinoamericana corre riesgo de tener “un enclave de soporte al terrorismo en Venezuela”.

Venezuela atraviesa un pico de tensión política desde el pasado enero, cuando Maduro juró un nuevo mandato de seis años que no reconoce la oposición ni parte de la comunidad internacional, debido a que el gobernante resultó reelegido en unos comicios en los que se prohibió participar a los principales líderes opositores.

En respuesta, Guaidó se proclamó presidente interino de Venezuela y consiguió el apoyo de más de 50 naciones, con Estados Unidos a la cabeza.

Compartir esta noticia