(Vídeo) Grave denuncia: hasta los niños venden gasolina de contrabando en Algarrobo, Magdalena

Oct 23 2019 09:43 pm 0
Compartir esta noticia

Como si se tratara de un juego infantil los niños en Algarrobo, Magdalena, se han convertido en los principales despachadores de gasolina de contrabando.

Las viviendas de ese pueblo, ubicado en la región caribe colombiana, pasaron de ser ventas informales de productos del campo como la yuca, el plátano o el ñame, a distribuidoras clandestinas de combustible.

Primero Noticias tuvo acceso a unos vídeos donde se ve claramente cómo los más pequeños, en vez de jugar a la bola de trapo o al trompo, exponen sus vidas vendiendo la gasolina en botellas de cerveza.

Los niños ofrecen el servicio completo, despachan y tanquean los vehículos ante la presencia de sus padres.

En uno de los vídeos se observa también a una mujer que despacha la gasolina mientras habla por celular, según expertos, es una práctica muy peligrosa. 

Este medio conoció además que los adultos también se arriesgan y ponen en peligro la vida de decenas de conductores en las vías de ese departamento, pues se van en moto hasta el vecino municipio del Copey, Cesar, donde la gasolina es más barata, al recibir el beneficio de la Ley de Fronteras, y luego la trasportan en tanques, sin ninguna medida de seguridad, por las carreteras.

Se estima que más de cien casas en Algarrobo están contaminadas con la gasolina de contrabando, lo que convierte a este municipio en una ‘bomba de tiempo’. “Estamos muy preocupados, aquí la gente está cogiendo la venta de gasolina de contrabando como una forma de subsistir y eso es un peligro inminente, ya que Algarrobo está rodeado de Palma y hay casas con techos de palma, no queremos que ocurra una tragedia como la de Fundación, donde murieron más de 20 niños quemados”, señaló uno de los habitantes, quien pidió no revelar su identidad por razones de seguridad.

 

Daño a las arcas del municipio y pérdidas a los comerciantes

 

Con todo este negocio ilegal de combustible la alcaldía deja percibir recursos de la sobretasa y la única estación autorizada para expender gasolina en Agarrobo también se ha visto afectada en ventas. 

En el Copey compran el galón a $8100 y en Algarrobo lo venden entre $9.800 y $10.000.

La comunidad hace un llamado a las autoridades para que adopte medidas que permitan frenar este mercado ilegal de gasolina antes de que ocurra una tragedia en este bello pueblo de la costa atlántica. 

Compartir esta noticia