85 mil personas de los niveles I y II del Sibén, en riesgo de quedarse sin servicios de salud

Jul 24 2017 12:04 am 0

NUEVA EPS hace un llamado a cerca de 85 mil personas en todo el país para que formalicen su vinculación al Sistema de Salud, a pesar de no tener empleo estable. Estas personas, pertenecientes a los niveles I y II del SIBEN, pueden afiliarse al Régimen Subsidiado lo que les permitirá no perder el acceso a servicios de salud, pero sobre todo, continuar con los tratamientos que hayan iniciado sin ningún tipo de alteración.

Ellos necesitan saber que su salud y la de su familia corren peligro, en la medida que no están aseguradas y en caso de requerir servicios médicos para atender cualquier situación, no tendrán acceso porque no están afiliados formalmente al Sistema de Salud” explicó el presidente de NUEVA EPS, José Fernando Cardona.

Aquellas personas clasificadas en los niveles anteriormente mencionados, que tenían trabajo y lo perdieron, o viceversa, pueden continuar con el acceso a los servicios de salud que venía recibiendo cuando era cotizante, esto a través del Decreto de Movilidad. De acuerdo a las cifras de la Compañía, a mayo del 2017, más de 57.000 mil personas habían accedido al beneficio que supone.

“El Decreto de Movilidad permite que las personas en condiciones socioeconómicas más complejas, y que pierden el trabajo o que logran ubicarse de manera temporal, continúen con el aseguramiento en salud sin cambiar de EPS y sin perder los beneficios de estar incluido en los dos niveles I y II del Sisbén“, comentó Cardona.

En la actualidad y después de llevar a cabo el estudio se identificó que en Bogotá y Cundinamarca hay poco más de 12.500 personas susceptibles de ser beneficiarios del decreto de Movilidad, seguido por el departamento de Antioquia con 10.500, Santander 7.500, Atlántico 4.000, Boyacá 3.000, Valle del Cauca 2.500, y el resto de los 85 mil están ubicados en el resto del país.

“Esta es una invitación porque así como ya lo hicieron 57.600 personas en condiciones económicas complejas, pensando en su bienestar y el de sus familias, deben hacerlo estas 85.000 mil, pues ante las herramientas que actualmente existen es imposible que una persona en el país esté sin asegurar su salud” puntualizó el presidente de la Compañía.

¿Qué hacer para continuar con los servicios si me despiden?

Estos son los requisitos que deben tener en cuenta las personas que perdieron su empleo para continuar con sus servicios de salud:

ü  Estar incluido en los niveles I y II del SISBEN, o pertenecer a población especial (comunidades indígenas, personas en condición de desplazamiento)

ü  Haber reportado la novedad de retiro.

ü  Diligenciar el formulario de autorización de movilidad el cual puede descargar en nuestra página web: www.nuevaeps.com.co 

ü  Escanee y envié el formulario debidamente diligenciado con su firma, al correomovilidad.regimen@nuevaeps.com.co o entréguelo en la  oficina de atención de NUEVA EPS más cercana.

ü  Si en la conformación de su grupo familiar existen beneficiarios mayores de edad, deben cumplir con los mismos requisitos para que puedan acceder a dicho beneficio y ser relacionados en el formulario.

Otros mecanismos para asegurar su salud

Como se mencionó anteriormente, el decreto 3047 es solo una de las opciones que existen para garantizar la continuidad de los servicios en salud, a pesar de estar desempleado. Básicamente son tres opciones:

Ø  Afiliación como Independiente: las personas que no tengan una relación laboral formal, pueden cotizar sobre un salario mensual legal vigente a través de la planilla integrada (PILA).

Ø  Pago adicional dentro del grupo familiar: pueden incluir al grupo familiar como beneficiarios adicionales aquellas personas diferentes al grupo familiar básico que dependan económicamente del cotizante y se encuentren hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad (abuelos, sobrinos, nietos, hermanos, tíos, tío abuelo, bisabuelos, bisnietos, suegros, yernos, nueras, cuñados).

Ø  Protección al cesante: el mecanismo de protección al cesante de desempleo, garantiza al desempleado hasta por seis meses la cotización a salud, pensión y subsidio familiar.

“Cada de uno de estos mecanismos solo buscan generar condiciones para no descuidarse y dejar de lado su salud ante el escenario de la pérdida de su trabajo. Es necesario que piensen que no solo está en juego su salud, sino la de toda su familia.” concluyó Cardona