Adultos mayores del barrio San Luis estrenan Centro de Vida

Mar 28 2019 08:30 am 0

La primera dama distrital, Katia Nule, y el secretario de Gestión Social, Santiago Vásquez, asistieron a la apertura de este nuevo espacio que beneficiará a 100 adultos mayores.

 

La Alcaldía de Barranquilla, a través de la Secretaría de Gestión Social y del programa ‘De la mano con la primera dama’, puso al servicio un nuevo Centro de Vida para la atención de los adultos mayores en el Distrito.

Con la entrega del CDV Universal el número de estos espacios fijos llega a 26, sumados a 120 Centros de Vida móviles con los que se beneficia a 8.000 abuelitos de las 5 localidades de la ciudad.

El nuevo Centro de Vida es el séptimo de esta administración con una inversión de $66.737.000 en infraestructura, recuperación y adecuación del lugar. Está ubicado en el barrio San Luis, de la localidad Metropolitana, y se encuentra en óptimas condiciones para recibir a los abuelitos en la jornada de la mañana y tarde, para brindarles todos y cada uno de los beneficios que requiere su bienestar integral.

En el acto inaugural, la primera dama, Katia Nule, manifestó: “Desde el momento en que llegamos a la Alcaldía de Barranquilla nuestra prioridad han sido nuestros adultos mayores, gracias al trabajo en equipo hemos dignificado la vida de nuestros abuelitos, ellos merecen respeto, aquí los consentimos y cuentan con nosotros para lo que necesiten, es una gran inversión la que el alcalde ha querido hacer en este Centro de Vida, y la ha hecho con mucho amor”.

El secretario de Gestión Social, Santiago Vásquez, expresó que “desde hace 3 años soñamos con poder inaugurar en este lugar un Centro de Vida donde los adultos mayores pudieran recibir protección, respeto, cariño, alimentación, recreación, que este fuera su club privado para reunirse con los amigos a bailar, a reír, y hoy es una realidad gracias a nuestro alcalde Alejandro Char y de la primera dama, no vamos a parar, vamos a seguir trabajando por ustedes y queremos que lo cuiden porque este es su segundo hogar”.

El proyecto durante los últimos años ha generado un alto impacto en los adultos mayores de Barranquilla, contribuyendo al mejoramiento de su calidad de vida y garantizando un envejecimiento activo. Los beneficiarios han fortalecido su salud física y mental, así como su red social al compartir con personas de su misma edad las diferentes actividades y experiencias del proyecto, ampliando su esperanza de vida y la dignificación del ser en esta etapa adulta.