Aída Merlano hace denuncias contra políticos de Barranquilla y acusa al presidente Duque

Feb 6 2020 07:22 pm 0

Con una imagen muy diferente a la del día de su captura, la polémica excongresista Aída Merlano compareció en la tarde de este jueves a una audiencia especial en un tribunal de Caracas, Venezuela, en la que aseguró ser testigo de primera mano de los alcances de la corrupción en la política colombiana.

Merlano llegó hasta el lugar escoltada por personal de seguridad del régimen de Nicolás Maduro. Allí le pidió al gobierno que “la proteja” porque “en Colombia no tiene garantías”.

“Yo no estaba fugada, a mí me secuestraron”, dijo la controvertida política, y aseguró que cuando estaba en la cárcel, abogados supuestamente enviados por el empresario Julio Gerlein, con quien sostuvo por años una relación sentimental, le hicieron una oferta para fugarse. Dijo que aceptó pero que de inmediato supo que el propósito era asesinarla.

Tras la fuga, dijo, fue llevada a una finca en Valledupar en donde sus captores supuestamente le dijeron que iban a matarla y a enterrarla en una fosa común.

Afirmó que logró fugarse y que tras su huída supuestamente mataron a quienes la custodiaban en ese lugar.

Todo lo organizó, según ella, la familia de su expareja sentimental, Julio Gerlein, y también mencionó, sin especificar a quién se refería, a la familia Char.

La sesión, que no es una considerada una audiencia preliminar de un juicio, se realizó en el Circuito Penal Judicial de Caracas, sala número 6.

Se trata de tribunales especiales en función de control de competencias en casos vinculados con corrupción, delincuencia organizada y delitos asociados al terrorismo con jurisdicción nacional.

La excongresista, que se había fugado de la justicia colombiana el primero de octubre en una cinematográfica acción mientras asistía a una cita odontológica, y que estaba cumpliendo una condena de 15 años de prisión, fue capturada en Maracaibo (Venezuela) por las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes), hace dos semanas.

“Siempre fui un peligro por toda la información que manejaba y cuando decidí independizarme, decidieron cobrarme esa decisión”, afirmó la exlegisladora en la sesión en la que fueron citados periodistas nacionales e internacionales. Merlano se veía nerviosa y le temblaban las manos cuando estaba en el estrado.

En una de sus primeras declaraciones, presentó excusas a Venezuela por haber ingresado de manera ilegal a ese país. Dijo que “la desesperación” la llevó a cruzar la frontera para entrar a Venezuela por los riesgos que supuestamente corría en Colombia. Declararse perseguida del gobierno colombiano fue una línea argumental que defendió durante todo su discurso.

Merlano afirmó que en Colombia estaba condenada a 15 años de prisión por un delito que no cometió e insistió en su inocencia. Además, dijo que fue sometida a maltrato físico y sicológico y que todo lo que hicieron con ella fue un montaje para quitarla del paso e inhabilitarla, que fuera a prisión y para que los líderes tradicionales pudieran seguir mandando en la política.

Afirmó tener información y pruebas de aportes de Odebrecht a campañas políticas y
señaló que su caída supuestamente empezó cuando se salió del libreto de sus mentores políticos.

“Tengo pruebas, videos, audios, pruebas escritas, contratos y licitaciones amañadas (…) Todos caerían con las pruebas que yo tengo”, dijo.

Además, aseguró que el el proceso en Colombia tuvo irregularidades, como que ella debió haber sido juzgada por tres magistrados y en cambio lo hicieron dos. También aseguró que debió haber sido juzgada en una sala de instrucción y a ella la califica una sala que no correspondía con estos dos magistrados.

A la audiencia, Merlano asistió arreglada y maquillada; su cabello estaba cepillado; tenía pantalones de semicuero; una camisa blanca elegante y encima una chaqueta roja.