Aída Merlano, primera senadora electa investigada por presunta compra de votos

Mar 15 2018 06:05 am 0

Declarar el agua de panela como bebida Nacional, “símbolo de nutrición, salud y patrimonio gastronómico y cultural de la Nación”, ha sido una de las ponencias que presentó en el Congreso durante los cuatro años como representante a la Cámara, Aída Merlano Rebolledo. Allí llegó con la mayor cantidad de votos en Atlántico (67.178), venía de ser la diputada con la más alta votación en la Asamblea Departamental en 2011 (39.347 votos).

La dirigente conservadora acumula un poder político bajo el amparo de la ‘Casa Gerlein’, liderada por Julio Gerlein, quien a través de la empresa Valores y Contratos (Valorcon)- ha logrado consolidar poder de esa tradicional familia barranquillera. “Nacer y crecer en el barrio Buenos Aires del Sur Occidente de la ciudad y vivir las múltiples necesidades propias de las personas de escasos recursos la hizo soñar siempre con la posibilidad de ocupar un espacio en las esferas de la política de este país para desde ahí contribuir al desarrollo social”, así se describe la política en su perfil en la página de Congreso Visible.

A la lista de ponencias políticas de Merlano se suman: Exaltar la obra musical del compositor e intérprete vallenato Diomedes Díaz Maestre y se reconoce su legado al folclor nacional; promover la cédula militar y policial para los soldados, miembros del nivel ejecutivo y agentes de la Policía Nacional; declarar el día Nacional de la Música Vallenata, entre otros.

Sin embargo, Aida Merlano quien se inició en la política desde los 15 años como líder juvenil, parece que su idea de “contribuir al desarrollo social” cambió, y hoy, es investigada por delitos electorales, que no se traduce en otra cosa más que la compra de votos. La Corte Suprema de Justicia tiene ahora la investigación para determinar si dicta una medida de aseguramiento u orden de captura, en su contra antes del próximo 20 de julio, fecha en la que toma posesión el nuevo congreso. Tampoco podrá regresar la próxima semana a su cargo en el Congreso debido a que la Procuraduría la suspendió por tres meses.

“La Casa Blanca”

Según fuentes del ente investigador unos 21 dirigentes políticos que habrían comprado votos para la campaña al Senado de Merlano serán investigados. Los investigadores tienen en su poder planillas que probarían que recibieron entre 50 y más de 600 millones de pesos cada uno para pagar a 45.000 pesos cada voto. Toda esta operación se habría realizado en la “Casa Blanca” como se le denomina a la sede política de la parlamentaria en Barranquilla, podría ser objeto de extinción de dominio.

“Para verificar que se hubiera sufragado en un puesto específico, la campaña pedía los certificados de votación y, sobre estos, grapaba un papel con código QR, que llevaba el dato del municipio y el nombre del líder al que se le atribuía el voto. De esta forma, se garantizaba que el dinero entregado al comprador correspondiera con el número de votos ofrecido por él a la campaña. Se llevaba una contabilidad detallada en una planilla adicional, en la que se hacía la relación de los líderes, el municipio al que pertenecían y los gastos de la jornada”, señaló la Fiscalía.

A esta ahora avanza a puerta cerrada la audiencia en la que la Fiscalía le imputará cargos a: Vanessa Victoria Merlano Rebolledo, hermana de la senadora y asesora de la campaña; Edwin Rafael Martínez Salas, ingeniero de sistemas; Jefferson Jesús Viloria Mieles, auxiliar de sistemas; María Camila Valencia Lugo, encargada de redes sociales y Everlin Carolina Díaz Díaz, jefe de marketing y pedagogía a electores, quienes son investigados por los delitos de corrupción al sufragante en concurso homogéneo y sucesivo.