Al ‘Pupileto’ lo dejaron libre y a los 2 minutos lo volvieron a capturar

Feb 5 2020 06:43 am 0

El juez no había terminado de ordenar la libertad de Daniel José Osorno Márquez, alias el Pupileto, cuando oficiales de la Policía ya estaban delante de él leyéndole un texto que ya debe conocer casi que de memoria: sus derechos como capturado.

Al mediodía de este lunes, tras haber pasado alrededor de 24 horas de su más reciente captura –el domingo a la misma hora–, efectivos de la Sijín de la Policía llegaron a la URI de la Fiscalía para notificar a Osorno de una orden de captura que pesaba en su contra por el delito de hurto calificado y agravado.

Allí, los oficiales lo capturaron nuevamente por un delito que supuestamente habría cometido el 26 de agosto de 2019. Para el pesar del ‘Pupileto’, en ese momento conoció que le esperaban varias horas más tras las rejas, a pesar de que un juez con funciones de control de garantías había ordenado su libertad inmediata tras declarar ilegal la captura del domingo por incongruencias en el relato de las autoridades y las víctimas.

Cabe aclarar que dicha libertad no sería totalmente efectiva, pues, para el momento de la captura –de ambas capturas– ‘el Pupileto’ estaba cumpliendo una condena de detención domiciliaria.

Estos datos se conocieron en la tarde de este martes durante la audiencia preliminar de legalización de la décima captura por hurto de Daniel Osorno Márquez, de 21 años.

En esta audiencia, el abogado de Osorno, Hernán Varón, solicitó al juez Séptimo Penal Municipal con funciones de control de garantías declarar ilegal la aprehensión, alegando que hubo una aparente violación al debido proceso, toda vez que no se cumpliera la libertad ordenada anteriormente por un juez.

Varón dijo al juez que, a su consideración, no se debía proceder con otra captura, sino que la Sijín debió haber solicitado el traslado de su ahijado judicial para una nueva imputación de cargos.

Amparado en la norma, el juez explicó a Varón y a su defendido que había total legalidad en el proceso, toda vez que contra él se había emitido una orden de captura el 30 de agosto pasado y que lo ocurrido en la URI había sido una notificación perfectamente ejecutada, luego de que los oficiales conocieran a través de los medios de comunicación la anterior detención de ‘el Pupileto’.

Dos procesos. La orden judicial que se sumó al historial judicial de Osorno, según informó la Policía Metropolitana de Barranquilla, fue solicitada a un juez del municipio de Juan de Acosta por un robo cometido a una vivienda en el barrio San José, de Barranquilla.

El reporte indica que, al regresar a su casa, el dueño habría notado que la puerta había sido violentada y varios objetos de valor habían desaparecido.

En su momento, tras recibir alerta del robo, la Policía habría dialogado con los vecinos y llegado a la conclusión de que el responsable del hurto era, supuestamente, el famoso ‘Pupileto’.

Con base en ello, la Fiscalía imputará cargos a Daniel Osorno este miércoles a las 2:30 de la tarde en el Centro de Servicios Judiciales de Barranquilla.

Sobre la anterior captura del ‘Pupileto’ –la ocurrida el domingo y que fue declarada ilegal por un juez–, el abogado de Osorno dijo que “la Fiscalía todavía tiene la posibilidad de llamarlo a imputación de cargos para que inicie un proceso legal y se esclarezca su comportamiento y participación en el hecho criminal”.

“Él es una víctima”

Por otro lado, en diálogo con los medios de comunicación, el abogado del ‘Pupileto’ aseguró que su defendido no es sino una víctima de “señalamientos y atenuaciones por su condición sexual”, así como de la “falta de oportunidades”.

“No hay que ser psicólogo ni sociológico para entender su situación. Mi prohijado judicial se levantó en una situación de alta vulnerabilidad en espacios en los que ni el Estado ni el Distrito alcanzan a llegar y a operar sus funciones sociales de educación. Él ha sido víctima de eso”, dijo Varón.

Además, solicitó al Estado en nombre de los familiares de Osorno Márquez, que se le brinde un acompañamiento psicológico al joven a través de instituciones como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) o Defensoría del Pueblo.

“Esto es para que no solo se satisfaga la necesidad de llevarlo a la cárcel y enrostrarlo en los principales diarios de la ciudad, sino que se cumplan los fines constitucionales de resocialización y readecuación para que en un futuro el señor Daniel Osorno pueda ser una persona de bien”, concluyó.

Agresión

Este martes, al término de la audiencia de legalización de captura, la madre de Daniel Osorno, Yolima Márquez, arremetió contra los periodistas y camarógrafos que cubrían la diligencia con insultos y agresiones físicas a uno de ellos. La mujer golpeó la cámara con sus manos reventando una parte de esta en el piso, por lo que los uniformados que custodiaban al ‘Pupileto’ intervinieron para calmarla, no obstante, esta continuaba alterada y agredió incluso al policía dándole un puntapié y un rodillazo. Toda esta acción quedó registrada en video.