Apagón en Venezuela supera las 30 horas y agudiza al máximo la crisis

Mar 9 2019 08:52 am 0

Al cumplirse más de un día sin servicio eléctrico, los hogares venezolanos ejecutan los planes para sortear el apagón más largo e intenso de su historia.

Cocinar la comida antes de que se dañe o regalarla, salir a buscar hielo seco para mantener frías las medicinas, intentar llenar los vehículos con gasolina, apertrecharse con algún alimento imperecedero. La contingencia se alarga y amenaza con convertirse en emergencia.

“Tenemos la poca comida descongelada y caliente”, se quejó la señora Luz Helena Mazo a EL TIEMPO. “No tenemos electricidad, ni internet, señal en el celular de vez en cuando. No sabemos de nadie, no salen llamadas ni por el teléfono fijo”. Así, en dos líneas, describe una escena que en la calle luce como un raro apocalipsis tropical.

Mientras alguna gente trató de llegar a sus trabajos -y algunos lo lograron- la mayoría se encontró con las puertas cerradas. Temprano en la mañana la vicepresidenta del régimen, Delcy Rodríguez, avisaba sobre la suspensión de las clases en escuelas y liceos.

Fallado el objetivo de trabajar o estudiar, la gente comenzó la búsqueda de comida o agua, o señal de celular. La mayoría a pie pues no hubo servicio de transporte subterráneo -Metro- y apenas circuló transporte público.

Las filas serpenteaban también en las estaciones de tanqueo de gasolina, las pocas que abrieron este viernes en la capital venezolana, lo mismo que en los abastos y farmacias que abrieron pues los puntos de venta apenas funcionaban. Al cabo de las horas ya algunos expendios de comida y panaderías, incluso pequeños kioscos, pedían sin pudor que se les pagara en dólares.

En la autopista Francisco Fajardo, una de las más grandes de Caracas, parecía que se realizaba una carrera de carros pero en cámara lenta. En una de sus curvas más famosas, frente al centro comercial Ciudad Tamanaco, los vehículos avanzaban lentamente pues los teléfonos celulares agarraban un poco de señal para hacer llamadas e incluso megas, para consultar el Twitter. Lo mismo ocurría en algunos puntos del este de la ciudad y el suroeste, donde las familias se mandaban mensajes con la coletilla “te mando esto pero no sé cuándo te llegue”.

Cerca del mediodía de este viernes en Caracas hubo restitución de la electricidad por unas dos horas, lo que hizo pensar por un momento en que el flujo se normalizaría. Pero apenas sirvió para cargar un poco los celulares o utilizar los ascensores, pues tras algunos bajones de voltaje, la luz volvió a irse para no volver, por varias horas.

No hubo ese paréntesis en el resto del país, y ciudades enormes como Maracaibo, Valencia, Barquisimeto, Cumaná y Maracay cumplieron 24 horas corridas sin luz. Hasta el momento el apagón se mantiene en al menos 20 de los 24 estados del país.