Argentina pone en marcha plan para salir de la crisis económica

Dic 24 2019 08:17 am 0
Compartir esta noticia

El nuevo gobierno argentino promulgó el lunes un paquete de medidas económicas e impositivas de emergencia que busca poner en marcha un país que recibió en “virtual default” y que está inmerso en una crisis parecida a la de 2001, según el presidente Alberto Fernández.

El texto de la llamada ‘megaley’ entró en vigencia al ser publicada en el Boletín Oficial este lunes, varias horas después de lo esperado, debido a ajustes de último momento.
La norma le otorga al Poder Ejecutivo durante un año facultades de gestión en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social.

El gobierno pretende “atender las necesidades de los sectores más vulnerables y poner todos los esfuerzos en recuperar la demanda agregada e impulsar el crecimiento”, explicó ayer el titular de la Administración de Seguridad Social (Anses), Alejandro Vanoli.

En ese marco se inscriben el lanzamiento de un “plan contra el hambre”, así como bonos de emergencia para las jubilaciones mínimas y los sectores más postergados. “La situación es difícil, es un país que ha tenido que reperfilar su deuda, con un profundo déficit fiscal y financiero, con una situación de recesión e inflación”, insistió Vanoli.

El expresidente liberal Mauricio Macri había planteado en septiembre negociaciones para reperfilar (alargar los plazos de vencimientos) la deuda con bonistas y con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que le otorgó en 2018 un préstamo por unos 57.000 millones de dólares –de los cuales recibió 44.000 millones–, a cambio de un programa de fuerte ajuste fiscal.

La agencia Fitch elevó este lunes a “CC” la nota de deuda de Argentina desde la de “RD” (default restringido) que le asignó el viernes pasado cuando el gobierno aplazó unilateralmente el pago de letras en dólares. Empero advirtió que “hay una alta probabilidad de otro incumplimiento”.

Fitch estimó que Argentina enfrentará un período “especialmente difícil” entre marzo y mayo por compromisos de deuda por unos 25.000 millones de dólares, del total de 64.000 millones previstos para todo el año próximo.

Fernández, un peronista de centroizquierda, dice haber heredado una “situación dramática”. “No es igual al 2001, pero sí es parecida. En ese momento teníamos un 57 por ciento de pobreza, hoy tenemos un 41 por ciento de pobres; teníamos una deuda en default, hoy estamos en virtual default”, dijo nuevamente en una entrevista la noche del domingo.

Se estima que el PIB caerá 3,1 por ciento en 2019, la inflación ronda el 55 por ciento anual y el peso se depreció 38 por ciento desde enero. “Es lo que heredamos. No podemos hacer frente y pagar las obligaciones. (…) Lo que no teníamos (en 2001) es un proceso inflacionario que ahora sí tenemos”, agregó al trazar una comparación con 2001, cuando Argentina declaró un default por 100.000 millones de dólares.

“La idea de un default virtual que plantea Fernández es para dejar claro a los acreedores que van a necesitar negociar una nueva reestructuración con Argentina. Él hace referencia al default virtual para dramatizar la situación y mostrar que Macri le dejó un problema grande”, dijo el economista Claudio Loser, del estadounidense Centennial Group.

Compartir esta noticia